Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Madrid celebra la undécima con el Bernabéu

El Real Madrid culminó la fiesta de la undécima Copa de Europa de su palmarés este domingo en el Santiago Bernabéu, feudo blanco en el que la primera plantilla ofreció la conquista a su público para cerrar la jornada de celebraciones en la capital de España.
A las 22:45, y durante más de una hora, el Real Madrid celebró la victoria en la final de Milán de la Liga de Campeones. El césped del estadio madridista reunió a equipo y afición como punto final de una tarde de fiesta que comenzó con las visitas institucionales a Ayuntamiento y Comunidad.
De la Puerta del Sol el Madrid se desplazó a un estadio que aguardaba la presencia de su equipo con un lleno en sus gradas. Cerca de las 11 de la noche las luces se apagaron y comenzó la fiesta, con once globos blancos y un gran cubo en el centro del estadio con pantallas gigantes.
Al apagarse la luz, los 11 globos iluminados, con los nombres y años de cada una de las Copas de Europa del Madrid, ascendieron hasta quedarse suspendidos en el aire. Comenzó la presentación del equipo empezando por Zinedine Zidane y su cuerpo técnico.
Uno a uno fueron cruzando la pasarela hacia el centro del césped todos los jugadores. Especial recibimiento fue el de Arbeloa, con la camiseta de Cheryshev, Cristiano Ronaldo, Pepe, Marcelo y un Sergio Ramos que fue el encargado de portar la 'orejona'. Con todos ya en el campo, el "campeones, campeones" se adueñó del Bernabéu para dar paso después al himno de la décima.
Una nueva versión de Plácido Domingo tras la cual llegaron los parlamentos. "Ha sido un trabajo muy duro, el sacrificio tiene su recompensa. Ha sido un camino complicado pero desde que llegó Zidane hubo un gran cambio. Volvimos a creer y hemos luchado por un sueño. Es un privilegio ser el capitán del Madrid", apuntó Sergio Ramos.
Zidane dio las gracias también a todos los aficiones y uno a uno todos los jugadores dedicaron algunas palabras a la afición. "No sé cuándo ni con quién empezó todo pero sí a quién dar las gracias. Gracias a todos", dijo un Álvaro Arbeloa con su mensaje entre líneas para el eterno rival en su despedida como jugador del Madrid.
Con más o menos minutos de protagonismo, todos pasaron por el micrófono. Después, los jugadores dieron una vuelta de honor al césped del Bernabéu, acompañados de muchos familiares, en especial por los más pequeños. Fin de fiesta para el Madrid de la undécima.