Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mario Gómez estará al menos tres semanas de baja y se pierde al arranque de temporada

El delantero alemán del Bayern de Múnich Mario Gomez podrá reincorporarse a los entrenamientos con el resto de su equipo dentro de unas tres semanas, después de que este martes fuese operado con éxito de su tobillo, por lo que se pierde el comienzo de temporada.
El máximo goleador del equipo durante las dos últimas temporadas volverá a ejercitarse con el Bayern dentro de unos 20 días, después de que la operación de esta mañana, por una fractura en su tobillo derecho, saliese "de maravilla", tal y como indicó el cuerpo médico del club.
"La operación ha ido extremadamente bien. Mario tendrá que esperar sin poder ejercitarse unas tres semanas, luego estará listo para empezar un periodo de rehabilitación", señaló el doctor del Bayern, Hans-Wilhelm Mueller-Wohlfahrt, en la web del equipo.
Por su parte, el ariete internacional se mostró muy contento tras la operación. "Estoy deleitado con lo bien que ha ido, ya no me duele. Necesitaré un poco de paciencia ahora, pero luego haré todo lo que pueda para contar para el míster lo antes posible", indicó el jugador.
Por tanto el jugador se perderá el arranque de temporada con su equipo, que comienza este domingo con el partido de la Supercopa entre el Bayern, segundo de la Bundesliga, contra el Borussia Dortmund, campeón de liga y copa. Además, también se perderá la primera ronda de la Copa de Alemania, y los primeros encuentros ligueros, que tendrán lugar a partir del 24 de agosto.
Gomez sufrió esta lesión el pasado sábado cuando su equipo se enfrentó en las semifinales de la Liga Total Cup al Werder Bremen, y tuvo que abandonar el terreno de juego en el tramo final de la primera parte tras un encontronazo con un defensor.