Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mario Suárez: "Los favoritos por presupuesto y jugadores son Madrid y Barça, pero podemos pelear la Liga"

"¿Guardiola, Redondo o Xabi Alonso? Me fijo en ellos, porque siempre aprendo, pero yo soy Mario Suárez"
El centrocampista internacional del Atlético de Madrid Mario Suárez confiesa que el Real Madrid y el FC Barcelona son los favoritos para ganar el título de Liga, pero que el conjunto colchonero, por la mentalidad que les ha inculcado su técnico, Diego Pablo Simeone, pueden "pelearla" y que no se plantea su marcha del club del Manzanares.
"Los favoritos son ellos por presupuesto, por jugadores, pero con nuestra mentalidad de tomarnos cada partido como una final podemos pelear. No renunciamos a nada, ellos tienen la presión de tener que ganarla, nosotros no", asegura en una entrevista que publica en su número de enero la revista 'DT' que recoge Europa Press.
Para Mario Suárez, el 'Cholo' Simeone es un "entrenador inteligente" y que tiene las ideas "muy claras". "Es un ídolo para la afición desde el doblete y nos ha transmitido muy rápido su espíritu. Me identifico plenamente con su frase 'el esfuerzo es innegociable', y a partir de ahí ha formado un equipo capaz de competir con Real Madrid o Barcelona aunque ellos tengan mejores individualidades. Pero sabemos que somos un gran equipo, y que el día en que cada uno vaya por libre no tendremos nada que hacer ante esos rivales", advierte.
Una de las claves del éxito del nuevo Atlético son las rotaciones, algo necesario para el jugador de Alcobendas (Madrid) porque el año "es muy largo" y la Liga de Campeones es una competición "muy dura".
"El Barça gana por goleada muchas veces y puede oxigenar a sus jugadores, pero para nosotros cada partido es un sacrificio de 90 minutos. También sabemos que lo importante se juega entre marzo y mayo, y ahí hay que estar a tope. No queda otra que ir administrando fuerzas. Por eso, cuando no se juega, toca animar con todas las fuerzas", indica.
Admite las comparaciones con jugadores como Pep Guardiola, Fernando Redondo o Xabi Alonso, de los que se fija porque hacen el tipo de fútbol que le gusta, pero le gusta reivindicarse. "Viéndoles siempre aprendo, pero yo soy Mario Suárez, tengo mis cualidades y mis características. Siempre puedo mejorar, pero no me gusta compararme con nadie", aclara.
Acerca del posible interés de algunos equipos italianos, caso del Nápoles entrenado por Rafa Benítez o el Fiorentina, recuerda que tiene cuatro años más de contrato en el Atlético. "Estoy muy contento, lo que no quita que haya otras ligas que a todos los jugadores nos gustan, como la italiana, la inglesa o la alemana. Ahora solo pienso en el Atleti, pero nunca se puede decir 'nunca'", señala.
"TENÍA CLARO QUE QUERÍA SER FUTBOLISTA"
Echando la mirada hacia atrás, recuerda que cuando llegó al Atlético con 9 años ya no tenía dudas sobre si quería jugar al fútbol. "No es que me lo imaginase, es que tenía claro que quería ser futbolista. No tenía otro objetivo. Mis padres me exigían aprobar si quería seguir jugando, pero para mí la prioridad siempre era el fútbol. Muchas veces llegaba tarde a clase porque me quedaba jugando en el recreo más tiempo", dice.
En cambio, tuvo que marcharse fuera de Madrid antes de triunfar en el Atlético. Pasó de debutar con 18 años en Primera con el equipo colchonero y ganar el Europeo sub-19 a ir cedido al Valladolid en Segunda o ser suplente en el Celta. "Las cosas no salieron bien y tuve momentos complicados, no jugaba, estaba lejos de casa... En esa situación te planteas si has acertado o no", evoca.
Aquel 11 de julio de 2010 en el que España se proclamó campeona del mundo en Sudáfrica, 'Super Mario' se fue a celebrarlo a la plaza de Colón de Madrid a celebrar el triunfo y pensó en podría vivir un momento así antes de debutar después con 'la Roja'.
"Conocía a muchos de las categorías inferiores, como Cesc, Mata, Piqué, Silva. Lo que te llama la atención es ver que jugadores como Casillas, Iniesta o Xavi, que lo han ganado todo, son los primeros a la hora de trabajar, en motivar a la gente en los entrenamientos y en los partidos, con una humildad admirable. Esa es una de las claves de que sea la mejor selección de la historia", analiza.
Respecto a Casillas, dice que no se lo imagina en el Barcelona. "No creo que suceda. Iker es el capitán de todos, ha levantado los títulos que a todos nos hubiera gustado levantar. No sé lo que pasa por su cabeza, pero le deseo lo mejor haga lo que haga. ¿Yo, de blanco? Ahora no me lo planteo. Sólo quiero ganarlo todo con mi club y celebrarlo con mi afición", asegura.