Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Messi se anota un 'hat-trick' en una sesión divertida a puertas abiertas

Leo Messi, en el entrenamiento del BarçaEFE

La primera plantilla del FC Barcelona se ha ejercitado en una sesión a puertas abiertas en el Miniestadi, ante 13.200 espectadores y muchos niños que se deleitaron con las virguerías de los jugadores blaugranas en el 'partidillo' y, sobre todo, con un Leo Messi autor de un 'hat-trick' al que se vio en muy buena forma, pese a no contar todavía con el alta médica, mientras que Dani Alves, con fiebre, y Carles Puyol, con gastroenteritis, fueron los dos grandes ausentes.

En una jornada especial marcada en el calendario de los futbolistas, pues además del entrenamientos con espectadores visitarán ahora diferentes hospitales de Barcelona para amenizar estos días a niños enfermos, los del 'Tata' Martino siguieron preparando el partido del domingo contra el Elche en el Camp Nou (16.00 horas).
Tras el calentamiento previo y rondos, el cuerpo técnico preparó un 'partidillo' con un campo de dimensiones reducidas, para mejorar y potenciar la asociación rápida entre los jugadores, que acabó en tablas y con dos grandes protagonistas, un Messi que marcó tres goles y demostró haber vuelto de Argentina en buena forma, y un Alexis Sánchez autor de otros dos tantos, que hicieron cantar a los 13.200 espectadores que casi llenaron el Miniestadi.
No estuvieron presentes Dani Alves, que ha mejorado de la fiebre que sufre estos días pero se quedó haciendo trabajo específico en el gimnasio del Camp Nou, al margen de sus compañeros. También se perdió esta fiesta dedicada a los niños el capitán Carles Puyol, que sufre gastroenteritis y no pudo entrenarse, aunque sí lo hará este sábado si evoluciona favorablemente.
Tras el entrenamiento, hablaron Mascherano y Fàbregas a Barça TV, destacando lo especial de este día. Para el argentino, no obstante, lo importante es empezar bien el año a nivel deportivo. "Hemos vuelto con ganas, se extraña ir a tu país con tu gente, cada vez que se puede uno va y vuelve con las pilas cargadas. Será difícil, volver a empezar tras terminar con muy buenas sensaciones, tenemos que arrancar el año de la misma manera porque ya no hay mucho margen de error, hay que tratar de ganar todo lo que queda. Vienen meses importantes y decisivos", comentó.
"Sabíamos que Messi había hecho una pretemporada muy buena en Argentina y por lo que nos habían comentado sabíamos que estaba bien", apuntó sobre su compatriota. En este sentido, Cesc matizó que no se puede presionar al '10'. "No podemos ponerle toda la responsabilidad encima tras dos entrenamientos. Irá entrando poco a poco, estamos muy contentos de verle tan animado", señaló.
El de Arenys celebró eso sí ver a Messi tan bien en un día "muy especial" como el de este viernes. "Todos podemos pasar un muy buen rato. Nos tenemos que poner en forma tras una semana de vacaciones, pero estamos bien, cargando pilas. Ir a un hospital nunca gusta, ojalá no tuvieran que existir, e intentamos dar alegría y pasar un buen rato con los niños", comentó sobre la visita a los centros hospitalarios.