Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Messi recibe el alta médica y podría jugar contra el Getafe

Leo Messi, en el entrenamiento del BarçaEFE
El jugador del FC Barcelona Leo Messi ha recibido este martes el alta médica 58 días después de lesionarse en la victoria blaugrana ante el Betis en el Benito Villamarín (1-4), el 10 de noviembre, y podría volver ya este miércoles en el partido de ida de octavos de final de Copa del Rey contra el Getafe.
Messi estará a disposición de Gerardo 'Tata' Martino este miércoles tras su lesión, una rotura muscular en el bíceps femoral de la pierna izquierda que le tenía que tener de baja entre seis y ocho semanas de baja y perderse un mínimo de ocho partidos. Al final, han sido ocho semanas y dos días y nueve duelos.
El 29 de noviembre se fue a Argentina para completar la segunda fase de recuperación de la lesión, ya sobre los terrenos de juego de la federación argentina (AFA) y con la supervisión del doctor Daniel Martínez y el kinesiólogo Luis García, integrantes del cuerpo médico de la selección albiceleste.
No obstante, ya en diciembre, recibió la visita de Ricard Pruna y el director deportivo blaugrana, Andoni Zubizarreta, que completaron la delegación del club al reunirse con el preparador físico Elvio Paolorosso, ya en su país unos días antes.
Los buenos resultados de la exploración física y la ecografía realizada por el doctor Pruna confirmaron que Messi había superado la etapa clínica de su lesión. Tras pasar las fiestas con su familia, el '10' regresó el 1 de enero a Barcelona para reincorporarse al grupo.
El día 2 volvió a los entrenamientos con sus compañeros, y el día 3 acaparó todos los focos al marcar un 'hat-trick' en el partido del entrenamiento a puertas abiertas en el Miniestadi, ante casi 13.000 espectadores, y dejando claro sus ganas de volver al equipo. Descansó ante el Elche, pero ya está listo para jugar.