Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Michal Bilek dimite como seleccionador checo tras la derrota ante Italia

El entrenador de la República Checa, Michal Bilek, ha presentado su dimisión tras la derrota (2-1) de su equipo frente a Italia, después de que la selección transalpina sellara su clasificación y dejara así a los checos casi sin opciones de clasificarse para el Mundial que se celebrará en Brasil en el verano de 2014.
De esta forma, la República Checa termina la jornada con nueve puntos, a cuatro de la segunda plaza que da acceso a la repesca para poder acudir a Brasil. El equipo dirigido por Bilek ha realizado una fase de clasificación muy irregular, superando únicamente en la tabla a Malta y Armenia.
"No he cumplido la meta que nos hemos fijado y por ello, ofrezco mi renuncia", anunció Bilek en un comunicado tras caer derrotado contra Italia gracias a los goles de Chiellini y Balotelli, que remontaron el tanto inicial de Kozak.
Bilek nunca fue popular entre los aficionados debido a una serie de resultados negativos y tácticas conservadoras, pero la clasificación para los cuartos de final de la Eurocopa 2012 en Polonia y Ucrania le dio crédito.
El ex mediocampista, que anotó 11 goles en 35 partidos internacionales y jugó en el Mundial de 1990, se hizo cargo del equipo hace cuatro años después de que la selección no pudiera clasificarse para el Mundial de 2010.
La FA Checa indicó que uno de los ayudantes de Bilek dirigirá al equipo en las dos eliminatorias restantes antes de elegir a un entrenador de forma permanente.