Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Míchel: "El día en que cualquier equipo me llame, estaré encantado de negociar"

"Me han llamado de Alemania, Turquía y México, de España sólo tuve una oportunidad de negociación a principios de temporada" Granero tiene muchísimo nivel, si le viéramos más, nos sorprendería"
"Me han llamado de Alemania, Turquía y México, de España sólo tuve una oportunidad de negociación a principios de temporada"
Granero tiene muchísimo nivel, si le viéramos más, nos sorprendería"
El entrenador José Miguel González Martín del Campo, Míchel, ha desmentido este jueves cualquier contacto con el Villarreal, al tiempo que se mostró "molesto" porque salga su nombre cada vez que "algún compañero tenga algún problema".
Y es que el técnico deja claro que, "aunque parezca cínico", no quiere "quitarle el trabajo a ningún compañero", aunque recalcó que el día en que cualquier equipo le llame, estará "encantado de negociar".
"Hay dos partes desafortunadas en mi trabajo, una estar sin él, la otra, que salga tu nombre sin esperártelo y sin proponértelo. No voy a llamar a ningún club y espero que si algún día trabajo, sea por decisión del club", señaló. Así, recalca que, "a diferencia de otros entrenadores que están sin trabajo y hablan de otros equipos que son de su perfil" él quiero mostrarse "un poquito más considerado".
Míchel, que asegura que no ha negociado con nadie, reconoce que ha tenido alguna oferta de equipos extranjeros, pero que "por diferentes razones no han llegado a buen puerto". "Me han llamado de Alemania, Turquía y México y en España sólo tuve oportunidad de negociación a principio de temporada con un equipo de Primera y no me eligieron", se sinceró.
A pesar de estar en paro, Míchel confesó no tener mono de entrenar, aunque sí de jugar al fútbol. "Sólo llevo dos meses sin trabajar y esta es una de las profesiones que sabes que te pasa eso. La maleta hay que tenerla preparada siempre cuando estás y cuando no estás trabajando. Me gustaría entrenar, pero hay que esperar", señaló.
Con respecto a cómo ve a su ex equipo, comentó que, como "aficionado" le gustaría que estuviera "más arriba" y justificó a los azulones: "Cuando hay tantos cambios, a todos los equipos les cuesta arrancar. Ojalá ganen, yo siempre veo los partidos deseando que ganen porque estoy también muy agradecido a ellos".
Por otra parte, hablando del estado actual del Real Madrid y de su rivalidad con el Barcelona, Míchel es cauto pero es consciente del buen momento de forma que atraviesa el equipo blanco. "El Barcelona está más cerca del Madrid, porque está detrás, pero hay que reconocer que el Real Madrid está teniendo una estabilidad y una mejoría bastante grande, pero hasta que no veamos los enfrentamientos y el final de temporada...", admitió, al tiempo que puntualizó "están jugando bien, con mucha intensidad y carácter y el equipo está en un buen momento"
Sobre la 'crisis' del Barcelona y de los pocos resultados de Messi últimamente, reconoció que el argentino es "el mejor jugador del mundo y es normal que llevando el ritmo que lleva de partidos tenga altibajos".
También tuvo palabras para el sorprendente líder de liga española, el Levante. "Lo cierto es que conseguir ganar siete partidos, excepto Real Madrid y Barcelona no hay muchos más equipos que puedan hacerlo, por no decir nadie", alabó a los granotas.
"No puedo estar a la espalda de los intereses que hay marcados en el plano económico y en los intereses televisivos. Ahora mismo la televisión es fundamental y hay que estar a expensas de los compradores. Parece que la diversidad de horarios despista un poco, pero no veo por qué un equipo como el Real Madrid o el Barcelona no vayan a jugar a las 12 de la mañana, además, seguro que va a ser un gran acontecimiento y va haber lleno", aseveró, en referencia a los horarios.
Con respecto a las declaraciones de Schuster sobre el técnico del Atlético de Madrid, no quiere mojarse mucho. "Cada uno tiene su estilo y yo no voy a ser quien le critique, pero yo no sé si él se sentiría a gusto en una situación como la que está viviendo Gregorio Manzano", comentó.
Además, defendió a Esteban Granero sobre algunas declaraciones que lo ven fuera del Real Madrid. "Me parece un jugador de muchísimo nivel y si le viéramos más, nos sorprendería, pero también en el Real Madrid hay mucha competencia y si el que toma las decisiones, en este caso Mourinho, no lo considera, seguramente es porque tiene más información que nosotros", recalcó. "Tiene nivel para estar ahí y jugar en el Real Madrid", añadió.
ESCÉPTICO CON EL 'BALÓN DE ORO'.
Preguntado por quién será el próximo 'Balón de Oro', se mostró algo indiferente. "No creo en esos premios porque los premios individuales en un deporte colectivo son mas difíciles de identificar y acertar", señaló. "Unas veces se lo dan a jugadores porque sus selecciones o equipos han triunfado, excepto este año que se lo quitaron a Iniesta o Xavi, todos reconocemos que Messi es el mejor jugador del mundo, pero a lo mejor no lo ha sido en este año", dejó caer, al tiempo que lanzaba una pregunta al aire, "¿Qué van a tener que hacer Casillas, Iniesta, Puyol...?".
Además, le pareció "surrealista" que a día de hoy no se haya solucionado el conflicto del canon y las radios y reconoció que "los intereses no pueden estar tan contrapuestos porque todo esto es un negocio del cual vivimos los unos de los otros".
"No puedo entender que las ruedas de prensa y los partidos se tengan que dar por teléfono, por eso a veces pienso que no somos la mejor liga del mundo", concluyó.
Míchel realizó estas manifestaciones antes de convertirse por un día en entrenador del Madrid Club de Fútbol femenino que juega en la Primera División Femenina y que ha ganado un concurso organizado a través de Facebook por la casa de apuestas presenciales Sportium.