Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miguel Guillén anuncia el cese de José Antonio Bosch como consejero del Betis

El presidente del Real Betis, Miguel Guillén, anunció este lunes que José Antonio Bosch ya no es consejero del conjunto verdiblanco, una decisión que se tomó el pasado 7 de enero y motivada por su relación privada con algunos de los proveedores del club andaluz.
Guillén señaló que tras la celebración de la Junta General de Accionistas el Consejo decidió en "unanimidad" que Bosch explicase "esas relaciones comerciales que le estaba relacionando a proveedores relacionados" con el club.
"Dejó claro que no era ninguna ilegalidad, que era cierto. A partir de ese momento, se le reprobaron esas actuaciones que no van en sintonía con la forma de proceder de este Consejo altruista desde hace más de tres años y se le solicitó que renunciara a su cargo como consejero en el Real Betis. Él accedió y no se hizo público por intentar mantener la estabilidad institucional en un momento crítico de mercado de fichajes y que podían dar al traste con muchas de las operaciones que había en marcha", aseguró Guillén durante la rueda de prensa de presentación de Leo Baptistao.
El mandatario reiteró que desde "la responsabilidad" entendieron que no debían hacer pública esta marcha. "Se hizo únicamente por la estabilidad y por el buen fin de las gestiones. A partir de ese 21 de noviembre, había inquietud por conocer y evaluar las intenciones particulares del despacho de José Antonio Bosch. Actuamos en ese momento cuando conocimos que no eran ilegales las actuaciones y que pretendía continuar con ellas. Ahí tomamos la decisión de que cesara en su cargo", afirmó.
Además, indicó que el club queda "perfectamente estructurado" y que el propio Consejo asume "las tareas" del ya exconsejero, "que no eran pocas", aclaró. "Debemos tener tranquilidad, todo está planificado. No hay problema alguno, está todo preparado para seguir trabajando en la misma línea que lo venimos haciendo desde hace tres años", apuntó, recalcando que todos tendrán ahora "más responsabilidad".
Guillén remarcó que se planteó a Bosch que "sería oportuno cesar sus actividades", pero que él no quería "cesar esas actividades" y que renunció "a no continuar facturando a proveedores del club". Con todo, el cesado continúa siendo administrador judicial. "No incidimos en el Juzgado de Instrucción. Nuestra obligación es cumplir con nuestro cometido como consejeros del Real Betis Balompié. Nuestra decisión la hemos tomado, la otra habrá que preguntar al Juzgado", zanjó.
"GARRIDO ESTÁ APORTANDO MUCHO TRABAJO".
Por otro lado, el presidente bético es optimista respecto a la salvación, "mientras quede una mínima esperanza" de lograrlo, y respaldó a Juan Carlos Garrido. "Lo acontecido no afecta a la labor que atañe al ámbito deportivo. Está aportando mucho trabajo, mucha frescura y posibilidad de reestructurar el equipo, de incidir en no cometer los errores que veníamos cometiendo", subrayó.
"Cuestionar al entrenador nuevo me parece precipitado. En ningún momento nos estamos planteando en una apuesta en la que todos coincidimos. Valorar desde ya si el entrenador es el apropiado o debe continuar repito que es algo precipitado", añadió al respecto.
Sobre el fichaje de Leo Baptistao, recordó que ha sido "una negociación muy dura". "Ha sido una negociación como muchos otros fichajes para la incorporación de una pieza desde el punto de vista de conseguir aportar la calidad necesaria que hacía falta arriba", sentenció.