Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mourinho: "Hay equipos que cuando juegan mal siguen ganando, nosotros no, así que debemos estar tranquilos"

"Somos un equipo con más opciones, no somos tan previsibles, pero ganar, ganar y ganar es la mejor medicina para ser un más fuertes"
El entrenador del Real Madrid, José Mourinho, ha reconocido que su equipo está jugando "muy bien", pero también ha pedido "tranquilidad", reconociendo que la racha puede cambiar en cualquier momento, ya que "mientras hay equipos que cuando juegan mal continúan ganando" el suyo "si juega mal, pierde".
"En el fútbol tienes que estar equilibrado, cuando ganas y cuando pierdes. Y yo estoy equilibrado, el equipo está jugando muy bien, hemos ganado cosas en nuestro juego, pero estamos tranquilos porque hay equipos que cuando juegan mal continúan ganando, pero nosotros somos del tipo de quipo que cuando no juega bien, pierden", argumenta.
Así, sin referirse al FC Barcelona directamente, sí pareció hacer alusión al hecho de que los azulgrana están sacando sus últimos partidos adelante, pese a que su nivel de juego no sea tan alto. "Hay que continuar, porque cuando el Real Madrid no juega buen, pierde, pero otros equipos cuando no juegan bien, no pierden. Hay que seguir porque un bajón significa perder puntos", reiteró instantes después.
Por eso, Mourinho prefiere no lanzar las campanas al vuelo, pese a la racha de siete victorias consecutivas. "El fútbol es traicionero, conozco el fútbol, tengo muchos años de experiencia y no sería para mí una sorpresa gigante si uno de los próximos partidos no jugamos bien, no ganamos y todo lo que se está hablando ahora se cambia y principalmente en este club, que cuando se cambia es para un polo completamente opuesto", dijo.
"Por eso, sólo digo que estamos jugando bien y que cuando se juega bien parece que todo es fácil, del mismo modo que cuando no es está bien parece que la mala suerte no se va. El Villarreal, por ejemplo, que con tan buen entrenador y jugadores está en un comento complicado ahora pierde a su jugador más importante", añadió, acordándose de la lesión de Giuseppe Rossi.
"AHORA ES DIFÍCIL CRITICARNOS, PERO LA GENTE NOS ESTÁ ESPERANDO".
Así, sus "muchos años de fútbol" que no hace que duerma "mejor por los halagos o peor por las críticas" le hace ser cauto, porque sabe que la situación puede dar un giro en cualquier momento: "Obviamente, cuando juegas tan bien como lo estamos haciendo es muy difícil la crítica. En este momento criticar nuestro juego es difícil, porque lo estamos haciendo muy bien, pero la gente está esperando y cuando llegue el resultado malo no nos va a proteger, sino que realizará otro cambio radical, como es costumbre con este club".
"Se han escrito tantas tonterías para intentar justificar porque hubo un periodo negativo y luego positivo... Yo me quedo con el final de Santander cuando, el presidente vino tranquilo a decirnos que tenía confianza sin límites en el equipo. Este tipo de tranquilidad en el momento negativo es lo que hemos necesitado y es la misma con la que estamos en este momento", recalca.
El entrenador luso fue cuestionado por las razones que él entiende para el cambio del equipo, resaltado que "ganar es importante", como también las mejoras en el juego. "El partido que ganamos ante el Rayo (6-2) fue fundamental. El equipo está pensando mejor colectivamente, defensivamente está ganando metros. Al mismo tiempo está acompañando la presión según gana metros y la circulación del balón es mucho más rápida. Estamos más confortables en el control de la posesión y en esperar que el adversario abra espacios para poder hacer daño", explicó.
"Antes éramos un equipo que perdía muchos balones en primera fase, principalmente cuando Xabi estaba bloqueado y ahora hemos encontrado otras salidas. Somos un equipo con más opciones, no somos un equipo tan previsible, pero ganar, ganar y ganar es la mejor medicina para ser un equipo más fuerte", sentencia.
Además, no cree vayan a tener opciones de 'economizar' esfuerzos. "En los últimos partidos marcamos muchos goles pronto, que no es normal. Si haces esto tienes la posibilidad de controlar el partido, pero creo que esto es sólo un momento, que no es la regla. Ya nos tocará sufrir, tener que remontar", avisó.
Así, cree que el partido del sábado ante el Real Sociedad es de los que "no se va a ganar en 45 minutos". "Es un equipo peligroso siempre y jugando jugando contra el Real Madrid la gente se motiva y, al no estár teniendo resultados buenos, llegan con doble motivación", argumentó.
"Perder contra el Levante acaba por ser normal, pero lleva cinco partidos sólo con un punto y eso no es normal. Lo saben y van a ir a sacar puntos y tienen el privilegio de que su entrenador dio descanso a sus dos atacantes que estarán. Va a ser un partido muy difícil, pero ahí estaremos, intentando jugar bien, y ganar", resaltó, en referencia a Ifran y Sarpong.
Además, se negó a asegurar que éste sea el mejor equipo al que ha entrenado: "Es imposible olvidar lo que otros equipos y jugadores han hecho conmigo, son realidades completamente diferentes, pero estamos jugando muy bien y tenemos una plantilla muy buena".
Finalmente, no quiso referirse al FC Barcelona y aseguró que él no tiene "obsesiones, ni el fútbol ni en la vida" ni se plantea qué pasaría si el clasico fuese en este momento. "El calendario es el calendario, ya ha sido alterado por la huelga, no jugamos el partido contra el Athletic y es un calendario completamente diferente", dejó caer.