Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Neville: "Es una final que tenemos que ir a ganar"

El entrenador del Valencia CF, Gary Neville, ha asegurado este miércoles que tienen ante sí una final en el Estadio Gran Canaria contra la UD Las Palmas, en el choque de vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey, debido a que deben ir a marcar goles y a ganar por el 1-1 de la ida en Mestalla, y ha asegurado que sabe cómo deben hacerlo para estar en las semifinales de un torneo que les ilusiona.
"Por el resultado de la ida es una final, tenemos que ir a ganar, marcar goles. Hubiéramos preferido ir al partido de vuelta con ventaja, las ocasiones fueron evidentes, tuvimos tres o cuatro claras a parte del gol y ellos no. Pero bueno, vamos a Las Palmas sabiendo lo que tenemos que hacer, no hay motivo ni excusas para no hacerlo", señaló en rueda de prensa.
Así, ve "perfectamente correcto" que hay que ganar como sea. "Hay que encontrar la manera. Siempre, pero en Copa sólo importa el resultado, no el rendimiento. Lo que manda es el resultado y debemos pasar. Tienes que encontrar la manera de superar los obstáculos en un partido individualmente y como equipo", apuntó.
"Hay que ser positivos. La afición lo quiere con todas sus ganas, nosotros también y debemos comprobar que podemos hacer buenos resultados fuera de casa en la Copa del Rey. A menos que me digan lo contrario, solo no tenemos a Javi Fuego y Paco Alcácer, tenemos que ser muy positivos y es una final, ese resultado cuenta", ahondó al respecto.
Por otro lado, sobre el gol de Negredo en el descuento que les permitió empatar en Riazor ante el Deportivo de La Coruña (1-1) y su reacción, aceptó que no es ideal celebrar un empate y no un triunfo. "Celebrar un empate no te hace sentir bien, pero a veces, hay momentos en fútbol que son más importantes que las consecuencias que pueda tener el resultado. Fuimos a ganar, pudimos haber ganado con dos goles de ventaja pero empezaron marcando, a jugar a la contra y el reloj juega contra ti", matizó.
"Ese gol lo sentimos como un momento en que no merecíamos perder, y ese minuto fue muy importante. Ahora es distinto, mañana tenemos que marcar. Hemos tenido días para prepararlo bien y tenemos ganas de hacer un buen partido y que haya unas semifinales estupendas para el aficionado valencianista", explicó al respecto.
No entró a valorar ni el hecho de que una derrota pueda costarle el puesto --"No voy a contestar a eso antes de un partido", apuntó escueto--, ni sobre las reuniones con los dirigentes: "No son tan importantes estas reuniones, es una de tantas". Tampoco, en su línea, habló de fichajes. "Voy a olvidar fichajes por hoy. Tengo un partido muy importante mañana y he respondido muchas veces a esta pregunta. Estoy totalmente centrado en el partido de mañana", aseguró.
"Llevo unas semanas aquí, ahora me doy cuenta que hay veces que es cuestión de traducción. Sé que podemos ganar, que necesitamos ganar. Me refiero a que tenemos que convertir las ocasiones para ganar, tenemos que marcar, y entonces el rendimiento son resultados y estamos todos contentos. No me refería a que no creyera en mis jugadores", explicó sobre sus palabras, o lo que se tradujo de ellas, del otro día en Riazor.