Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Óscar García deja el banquillo del Maccabi Tel Aviv israelí por el conflicto de Gaza

El entrenador español Óscar García ha dejado su cargo en el banquillo del Maccabi Tel Aviv israelí por el conflicto bélico que está teniendo lugar en la Franja de Gaza con los militantes islamistas, mientras que Pako Ayestarán será su sustituto al frente del equipo, según ha anunciado el club este martes.
El director general del Maccabi, Jordi Cruyff, aseguró que se trata de una decisión personal. "Tenemos un cambio de entrenador. Óscar ha decidido dejar el trabajo y salir de Israel. En la vida pasan cosas y tenemos que aceptar las decisiones personales. Por ello, hemos anunciado la llegada de un nuevo técnico y esperamos que la transición sea muy tranquila", manifestó.
García iba a comenzar su segunda etapa en el cargo en el Maccabi. Su periodo anterior en el equipo israelí finalizó en 2013 con la consecución del campeonato liguero. Después, se marchó al Brighton and Hove Albion de la Segunda División inglesa, equipo con el que se clasificó para los 'play-off' de acceso a la Premier League aunque no pudo sellar el ascenso definitivo.
Por su parte, Pako Ayestarán, que ejerció de asistente de Rafa Benítez en su etapa en Tenerife, Valencia y Liverpool, llega al Maccabi Tel Aviv procedente de los Estudiantes Tecos de México. El técnico vasco dirigirá su primer encuentro este jueves en Chipre, donde su equipo jugará como local ante el Asteras Tripolis griego en partido correspondiente a la previa de la Europa League.
El conflicto bélico entre israelíes y palestinos, que se intensificó desde el pasado 8 de julio, ha afectado en gran medida al deporte de la región. De hecho, el comienzo de la liga doméstica, programada para el pasado 8 de agosto, ha sido aplazado y varios eventos deportivos internacionales han sido cancelados en Israel. Asimismo, los equipos que participan en competiciones europeas han sido obligados a jugar sus partidos como locales en Chipre.