Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Óscar Garvín (ProLiga), abandona la Asamblea: "Queremos alargar una situación que perjudica al fútbol español"

El presidente de la Comisión de Clubes de Tercera y Segunda B (CCT-ProLiga), Óscar Garvín, abandonó este lunes la Asamblea General Extraordinaria convocada para la aprobación del balance económico 2016-2017, "cuentas presentadas que no correspondían con las enviadas a los asambleístas", insistiendo en la necesidad de convocar elecciones en la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) para dejar de perjudicar "al fútbol español".
"Me da la sensación de que queremos alargar una situación que no se puede alargar más porque perjudica al fútbol español. Dijo Larrea que la Federación es un orgullo, y no es un orgullo de nada, si quiere ese orgullo vamos a disolver la Asamblea para ir a un proceso electoral limpio", detalló el máximo dirigente de ProLiga.
Juan Luis Larrea, presidente interino de la RFEF, desglosó el ejercicio económico del año pasado y del curso presente, aprobando unas cuentas que Garvín explicó no se podían proceder a su aprobación con 96 personas en el salón de actos Luis Aragonés de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas.
Por ello, solicitó su voto particular para destacar ante la junta directiva su rechazo ante el visto bueno del balance económico. "Piensen en desconvocar esta asamblea y convocar elecciones. Solicito mi voto particular y proceder a abandonar esta sala", dijo. "Ni veo a 96 personas, no se llega al acuerdo necesario para proceder a la asamblea, por lo que por dignidad democrática no puedo formar parte y por tanto abandono", afirmó el Garvín a su salida.
"Aprobar unas cuentas que son diferentes a las primeras que se emitieron a los asambleístas..., en representación de los 300 clubes que represento debo abandonar esta Asamblea", añadió.
El pasado miércoles tras la Asamblea General, Óscar Garvín ya afirmaba que este lunes "se debería producir la disolución de la Asamblea y la convocatoria de una nueva junta gestora", algo que no se ha producido por lo que decidió abandonar tras ya mostrar su negativa en la celebración de la primera asamblea pidiendo que "no se debería votar nada hasta que se resolviera la situación".