Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSE-EE pide a Bilbao "serenidad" sobre la Eurocopa y exige al PNV que "ponga orden entre sus filas"

El PSE-EE de Bizkaia ha realizado un llamamiento a la "serenidad" al diputado general, José Luis Bilbao, en lo que respecta a la polémica surgida con la posibilidad de que San Mamés acoja partidos de la Eurocopa 2020 y ha exigido al PNV que "ponga orden entre sus filas ante tanta contradicción".
En un comunicado, el portavoz de PSE-EE en Juntas Generales, Iñaki Egaña, ha denunciado la "irresponsabilidad institucional" de Bilbao y su "visión reduccionista", que demuestra que "no cree en los vizcaínos".
Asimismo, Egaña ha mostrado su preocupación por la "deriva" que ha tomado sobre este asunto porque "ha puesto en riesgo un evento que traería grandes beneficios a Bizkaia, tanto económicos como de prestigio internacional".
También ha reclamado al PNV que, "de una vez por todas, ponga orden entre sus filas ante las declaraciones contradictorias de sus representantes sobre este asunto". "Un día el alcalde de Bilbao nos dice una cosa y al día siguiente el diputado general dice la contraria. Es una espiral de contradicciones que debe finalizar para saber a quién creer", ha añadido.
Además, el dirigente socialista ha denunciado la "irresponsabilidad institucional" que ha cometido Bilbao al vaticinar "graves problemas de orden público en el caso de que la selección española de fútbol jugara en San Mamés" y le ha recordado que es el representante de todos los vizcaínos "y como tal, debería de medir sus palabras y sus actitudes".
Egaña ha considerado que esta "huída hacia delante" no ha hecho otra cosa que "enfangar aún más" la polémica y dejar patente que su rectificación en el pleno de Gernika del pasado miércoles "no fue más que una pose y una rectificación forzada".
"Sus palabras suponen un insulto para los ciudadanos vizcaínos y demuestran que no cree en ellos haciendo, con su particular visión reduccionista, un retrato de una sociedad que no se corresponde con la realidad", ha añadido.
A su entender, José Luis Bilbao "no ha sabido cómo salir del embrollo en el que él mismo se metió sino empeorar aún más las cosas con esta huída hacia delante, quizá para tapar su propias vergüenzas".