Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía interviene bengalas, petardos, navajas, drogas y alcohol a los 'ultras' del Elche y del Sevilla

Agentes de la Policía Nacional intervinieron el pasado domingo bengalas, petardos, navajas, objetos contundentes, sustancias estupefacientes y bebidas alcohólicas a grupos 'ultras' de los equipos del Elche y del Sevilla durante un operativo desarrollado antes del partido que enfrentó a ambos clubes, según ha informado la Policía en un comunicado.
La intervención se produjo en el marco de la Ley Orgánica contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte el pasado domingo. Los agentes tuvieron conocimiento, antes del inicio del encuentro, de que en cuatro autobuses viajaban más de 200 aficionados del Sevilla pertenecientes a la peña ultra seguidora de este equipo conocida como 'Biri-biri' que, según la Policía, es "conocida en el mundo futbolístico por haber protagonizado incidentes violentos con ocasión de la celebración de partidos de fútbol".
La Policía, en aplicación de ley del Deporte y su Reglamento de desarrollo, decidió escoltar a los cuatro autobuses hasta los aledaños del Estadio Martínez Valero hasta una zona neutralizada, con el fin de impedir su contacto con aficionados locales "en prevención de desórdenes públicos".
Los agentes realizaron identificaciones e intervinieron tanto a los 'ultras' visitantes como a los locales --de la peña conocida como 'Jove Elx', un gran número de bengalas, algunos objetos contundentes, navajas, petardos, sustancias estupefacientes, bebidas alcohólicas, así como multitud de efectos con simbología tanto de 'ultra izquierda' como de 'ultra derecha'.
EN AUTOBUSES Y VEHÍCULOS
La mayoría de estos efectos se intervinieron tanto en los autobuses en los que se desplazaban los seguidores ultras hispalenses, como en el transcurso de controles a vehículos de las inmediaciones del punto de reunión de los seguidores ilicitanos.
Las sanciones por este tipo de conductas conllevan una multa que oscila entre los 3.000,01 y 60.000 euros, trabajos sociales en ámbito deportivo y una prohibición de acceso a los recintos deportivos de seis meses a dos años.
La extensa presencia policial y a los dispositivos policiales de prevención establecidos permitieron que el encuentro transcurriera "con absoluta normalidad" sin ningún otro incidente reseñable. En el dispositivo participaron además de la Unidad de Prevención y Reacción de la Brigada Local de Seguridad Ciudadana de Elche, efectivos de la III Unidad de Intervención Policial de Valencia, Unidad de Prevención y Reacción y Guías Caninos de la Comisaría Provincial de Alicante y la Policía Local de Elche.