Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Previa del República Checa - Turquía

Los checos quieren ahondar en la herida turca
Las selecciones de la República Checa y Turquía disputan este martes en Lens --21.00 horas/uefa.com-- el que será el último partido en la Eurocopa para por lo menos una de ellas, y es que la República Checa tiene muchos números de estar en octavos de final si gana pero, de lo contrario, podría decir adiós igual que unos turcos que, aunque ganen, dependerían de otros para seguir en liza.
La República Checa depende de sí misma para, cuanto menos, acabar con unos 4 puntos que prácticamente les daría el billete para los octavos, con más probabilidad de hacerlo en caso de triunfo holgado. Y, enfrente, tendrán a una Turquía debilitada y al parecer dividida que necesita obrar un milagro para no acrecentar su hundimiento.
Calculadora en mano, los checos necesitan ganar para optar a la segunda posición, algo que sucedería en combinación con una derrota de Croacia ante España. Pero, para ser uno de los cuatro mejores terceros y acceder a la siguiente ronda, les bastaría esa victoria que ahondaría en la ya aparentemente honda herida otomana.
Turquía no ha aparecido por Francia como se esperaba. Quizá por la alta competencia y calidad del grupo, quizá por depender demasiado de dos genios como Arda Turan, que apenas ha jugado con el FC Barcelona, o Hakan Çalhanoglu, a quien le cuesta más llevar la batuta del juego respecto a como lo hace en Leverkusen.
Los turcos perdieron ante Croacia (0-1) y España (3-0) dejando muy malas sensaciones. No solo no han marcado sino que se han mostrado débiles atrás, sobre todo en el duelo con los españoles. Unos resultados que según apuntan varios medios ha creado tal mal ambiente en el vestuario que hasta el seleccionador, Fatih Terim, no se habla con sus jugadores.
Pues, si quieren seguir vivos y convertir las críticas en vítores, necesitan ganar a la República Checa y por varios goles para intentar pasar como una de las mejores terceras, pues la segunda plaza ya es imposible. Si la ratio entre goles marcados y encajados no le favorece, deberá esperar a los rankings de disciplina y coeficientes de la UEFA.
Una utopía que se les puede hacer pesadilla a una Turquía que, además, podría no contar con Nuri Sahin, otro futbolista de toque. Pero quien seguro que no estará en la República Checa será su capitán, Tomas Rosicky, por una lesión en el cuádriceps sufrida en el empate (2-2) contra Croacia.
Ese empate, ese punto, deja ahora a los checos en esa situación de semi privilegio respecto a Turquía. Además, las buenas sensaciones dejadas ante España, contra la que cayeron al final del partido con el gol de Gerard Piqué de cabeza, y la remontada del 0-2 contrario ante Croacia hace pensar que, salvo sorpresa, llevarán la batuta del partido contra Turquía. Todo o nada para ambos, pues un empate envía a las dos a casa.
FICHA TÉCNICA.
--POSIBLES ALINEACIONES.
REPÚBLICA CHECA: Cech; Kaderabek, Hubnik, Sivok, Limbersky; Plasil; Skalak, Krejcí, Darida; Lafata y Necid.
TURQUÍA: Volkan Babacan; Gönül, Topal, Balta, Erkin; Tufan, Selçuk Inan, Özyakup; Çalhanoglu, Yilmaz y Arda turan.
--ÁRBITRO: William Collum (ESC).
--ESTADIO: Stade Bollaert-Delelis, Lens.
--HORA: 21.00 horas/uefa.com.