Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Previa) Siete equipos afrontan la primera de las dos 'finales' por evitar el descenso

Un total de siete equipos buscan este domingo (17.00 horas) dar un paso hacia la permanencia en la penúltima jornada de la Liga BBVA, en la que el trascendental encuentro entre el Getafe y el Real Sporting de Gijón centrará la atención de los implicados en el descenso, para el que aún se deberán repartir dos billetes tras la consumación de la tragedia para el Levante.
Tras las victorias de Granada, Sporting y Getafe en la última jornada, la permanencia ha vuelto a encarecerse. Los asturianos (35), los azulones (35), el Rayo (35), los granadinos (36), el Deportivo (39), el Espanyol (40) y el Betis (41) se verán implicados en las dos últimas jornadas en la lucha por eludir el temible descenso a Segunda.
Aún así, solo el Sporting y el Getafe podrían bajar matemáticamente esta jornada; el cuadro madrileño lo hará si pierde ante el Sporting por más de un gol -si simplemente pierde su descenso es virtual- y ganan Rayo y Granada, y los asturianos si pierden y ganan Rayo o Granada. Por contra, Deportivo, Espanyol y Betis confirmarán la permanencia si hacen los deberes en sus partidos, e incluso el Granada, si gana y empatan Getafe y Sporting o pierde el Rayo.
PREVISIBLE TRAGEDIA EN EL COLISEUM
Así, será el primer 'match ball' para el conjunto de Juan Eduardo Esnáider, que recibe en el Coliseum Alfonso Pérez al Real Sporting de Gijón en un duelo vital para la salvación. Algo está claro: uno de los dos no se salvará, o incluso ninguno de los dos.
Además, el duelo pondrá en juego el enfrentamiento particular entre ambos equipos, algo que la última jornada podría suponer un balón de oxígeno. En la primera vuelta, los azulones se impusieron por 1-2 en El Molinón, por lo que ganando se asegurarían la ventaja de goles sobre los asturianos -perdido en el golaverage general-, un dato importante teniendo en cuenta que los madrileños tienen los enfrentamientos perdidos ante Rayo y Granada y solo ganado ante el Deportivo, en caso de empate a puntos.
Mientras, los gijoneses serán de Segunda en el Coliseum si pierden y ganan Rayo Vallecano o Granada, ante los que tienen perdido el enfrentamiento particular -solo se lo tienen ganado al Deportivo-. Si ganan darían un paso enorme para permanecer en Primera, habida cuenta de que se enfrentan a un Villarreal que no lucha por nada en la última jornada.
RAYO Y GRANADA, A DAR UN PASO ANTE RIVALES QUE NO SE JUEGAN NADA
El Rayo Vallecano, a priori, tiene un buen calendario para continuar una temporada más en la máxima categoría, visitando este domingo a la salvada Real Sociedad y recibiendo en la última fecha al descendido Levante. Si pierde y en caso de empate a final de Liga, tiene el particular ganado a Getafe, Sporting y Granada y perdido solo ante el Deportivo.
Mientras, el Granada podría aprovecharse de la euforia sevillista tras su clasificación para la final de la Europa League para aproximarse, o incluso certificar, la permanencia. Si los de José González ganan en el Sánchez-Pizjuán darían un paso de gigante, y si le acompañan un empate entre Getafe y Sporting o una derrota del Rayo en San Sebastián serían de Primera. De los de abajo solo tiene balance negativo con el Rayo.
DEPORTIVO Y BETIS BUSCAN CERRAR LA SALVACIÓN MATEMÁTICAMENTE
Los que mejor tienen su situación para sentenciar la permanencia son Real Betis (41) y RC Deportivo (39), que visitan los campos de dos rivales que ya no pelean por objetivo alguno. A los andaluces les vale con sacar un punto en Ipurua ante el Eibar, salvado con 42 unidades, mientras que los gallegos, para no pasar apuros en la última jornada, deben vencer a un Villarreal que ya tiene la cuarta plaza asegurada; un empate también podría valer a los coruñeses combinado con tropiezos de los de abajo.
Así pues, el cuadro verdiblanco, sin los sancionados Westermann y Dani Ceballos, saldrá en Eibar dispuesto a resarcirse de las dos derrotas consecutivas que le han impedido sellar antes su salvación. Puntuar en Ipurua se antoja necesario, sobre todo porque en la última semana recibe a un Getafe que saldrá a vida o muerte en el Villamarín.
Si no puntúan en ninguno de sus dos últimos partidos, los béticos se irían a Segunda en caso de cuádruple empate entre Betis-Getafe-Deportivo-Espanyol, Betis-Getafe-Deportivo-Rayo y Betis-Getafe-Espanyol-Rayo, y también en el quíntuple empate entre Betis-Getafe-Espanyol-Rayo-Deportivo.
Mientras, el Depor necesita una victoria ante el Villarreal, que solventó su cuarta posición ganando al Valencia (0-2) pero que llega hundido tras su eliminación en semifinales de Europa League ante el Liverpool, para certificar su permanencia y no llegar con los deberes sin hacer a la próxima semana, donde se enfrentan a un Real Madrid que podría jugarse la Liga. Aún así, incluso perdiendo puede dejar El Madrigal salvado, pero dependerá de los resultados de sus rivales.
ATHLETIC Y CELTA, PELEA POR LA QUINTA PLAZA
Lejos de los apuros del descenso, Athletic Club (58) y RC Celta de Vigo (57) seguirán luchando por hacerse con la quinta plaza, que permite disputar, sin necesidad de previa, la fase de grupos de la Europa League. Además, lo harán ante rivales que ya no pelean por nada.
Así, el actual poseedor del quinto puesto, el conjunto vasco, visita el Estadio de Gran Canaria. Los de Ernesto Valverde, sin los lesionados Laporte y Sabin Merino, llegan a la cita reforzados tras la victoria, con remontada incluida, precisamente ante los gallegos en San Mamés (2-1), que interrumpió una racha de dos partidos sin ganar. La UD Las Palmas, salvada con 43 puntos, intentará resarcirse de la derrota del pasado fin de semana por la remontada del Granada (3-2).
Mientras, Balaídos espera despedirse de su equipo esta temporada con una victoria ante el Málaga que le permita seguir peleando por la quinta posición. Los vigueses, que además de con los lesionados Néstor Díaz, Beauvue y Fontàs no podrán contar con el sancionado Cabral tras su expulsión en San Mamés, esperan aprovecharse de un Málaga (45) que ya está matemáticamente salvado.