Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Prosinecki deja el banquillo del Estrella Roja

El entrenador del Estrella Roja, Robert Prosinecki, ha decidido no seguir al frente del banquillo del conjunto de Belgrado después de año y medio en el que no ha alcanzado las expectativas y tras empatar en el primer encuentro de la temporada ante el Rad.
El ex jugador de Real Madrid y Barcelona, entre otros, deja así el equipo al que llegó en diciembre de 2010 por considerar que su papel en el equipo no es suficiente para devolver al Estrella Roja a lo más alto del fútbol Serbio.
"Ha sido mi decisión porque no podía seguir con esto. Estoy decepcionado porque este es mí equipo y he pasado aquí los mejores momentos de mi carrera. Lo he hecho lo mejor que he podido pero no ha sido suficiente", indicó en una rueda de prensa.
Además, el técnico auguró un futuro exitoso para este equipo aunque reconoció que todavía hay que darle tiempo. "No tenía otra elección, no podía aguantar más esta presión. Este equipo tiene un futuro muy brillante, pero tardará un tiempo en construirse y en empezar a dar resultados", explicó.
El conjunto de la capital serbia lleva varias temporadas a la sombra del Partizan, que en la última temporada ganó cinco títulos, y a pesar que los de Prosinecki se llevaron la Copa de Serbia el año pasado, no fue suficiente para que se quedara en el banquillo.
El yugoslavo se quiso despedir de la plantilla con un mensaje de ánimo para todos y deseándoles lo mejor. "Creo que el Estrella Roja tiene oportunidades y tiene que pelear por ellas, no solo está aquí viendo pasar las cosas. Los chicos contarán con mi apoyo de corazón", concluyó.
Prosinecki, que ya tuvo algunas dudas la pasada campaña, tomó esta decisión después de que el equipo no pudiese pasar del empate (2-2), a domicilio, en el debut de la temporada ante un Rad que jugó la mayoría del encuentro con un jugador menos.