Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El RCD Espanyol augura más casos de gastroenteritis pese a aislar a los jugadores

El jefe de los servicios médicos del RCD Espanyol, Antonio Turmo, ha confirmado este martes que hasta ocho jugadores del primer equipo se encuentran afectados de un brote de gastroenteritis y ha añadido que sospecha que el número puede elevarse en las próximas horas a pesar del esfuerzo por aislar al resto de jugadores.
Turmo reconoció que se trata de un brote "muy agudo" auto-limitado en el tiempo y que esperan que sea "leve". "No a todos les afecta por igual. La transmisión está siendo muy rápida", explicó en rueda de prensa.
"El origen parece vírico, altamente contagioso, y ya estamos cogiendo muestras para hacer cultivos y tener más información. No parece que sea de origen alimentario pero tampoco se puede descartar", comentó el responsable médico del equipo.
También señaló que "no es lo ideal afrontar un partido en estas condiciones" en las próximas 48 horas, cuando se vean las caras con el Real Betis en el estadio del Estadio RCDE. "Estos cuadros siempre acaban afectado el rendimiento de los deportistas. De todas formas, nuestra confianza es que no aparezcan más casos, pero no podemos asegurarlo", reconoció.
Tras Víctor Álvarez, que este lunes fue el primero en presentar los síntomas, este martes han sido Víctor Sánchez, Burgui, Asensio, Hernán Pérez, Gerard Moreno, Abraham y Álvaro González los afectados por el virus y son seria duda para el técnico, Constantin Galca, de cara al partido del jueves en Cornellà.
Dado que el partido es como una 'final', al estar ambos equipos igualados a 28 puntos y a 4 puntos actualmente del descenso, de confirmarse estos ocho casos de gastroenteritis y ser baja los afectados el técnico tendría serios problemas para confeccionar un once inicial similar al que es más habitual.
Y es que, pese al regreso tras sanción de Felipe Caicedo, el entrenador se quedaría sin Burgui ni Gerard Moreno --autores de tres de los goles del triunfo en Gijón (2-4)-- además de sin el oxígeno en el centro del campo de Víctor Sánchez y Abraham, sin la magia creativa de un inspirado Marco Asensio y sin la velocidad y desequilibrio en el extremo de Hernán Pérez, así como con un fijo en el eje central de la defensa como es Álvaro.