Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Real Zaragoza dice que no puede hacer frente al pago de sus obligaciones inmediatas y negocia retrasarlas

El Real Zaragoza ha asegurado esta tarde que el club no puede hacer frente al pago de sus obligaciones inmediatas, ha solicitado el aplazamiento del desembolso de las cantidades de IRPF e IVA y negocia retrasar los compromisos con los acreedores.
En una nota de prensa, el club ha remarcado que no puede afrontar este lunes el pago de impuestos correspondientes al IRPF y el IVA, ni a los desembolsos previstos a diversos acreedores, en una cantidad total que ronda los 400.000 euros.
Ante esta situación, la entidad ha solicitado el aplazamiento para el pago de sus obligaciones impositivas y ha iniciado conversaciones con los acreedores para retrasar sus compromisos.
En estas delicadas circunstancias, el Real Zaragoza sigue trabajando para que Hacienda levante el embargo de las cuentas "que impiden el adecuado funcionamiento de la entidad" y, de forma paralela, para generar los recursos que permitan garantizar el pago de las nóminas de todos sus empleados, incluido el cuerpo técnico y los futbolistas, a final de mes.
De acuerdo con las líneas de actuación ya anunciadas, la entidad ha presentado una queja ante la Oficina del Contribuyente por el trato de la Agencia Tributaria y, al mismo tiempo, ultima la preparación de un recurso por el embargo de sus cuentas por parte de Hacienda y además la puesta en marcha la pasada semana del procedimiento de apremio.
Al mismo tiempo, el Real Zaragoza confía en llevar a cabo en los próximos días, gracias a la mediación del Gobierno de Aragón, un encuentro con el subsecretario de Estado de Hacienda, Santiago Menéndez, para exponer las líneas maestras del plan de viabilidad e iniciar la vía para poder establecer un convenio singular que permita, a través de un calendario ordenado, el pago a Hacienda de las cantidades adeudadas.