Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Romário: "Cruyff ha sido mi mejor entrenador, sus enseñanzas serán eternas"

El exjugador del 'Dream Team' del FC Barcelona Romário da Souza Faria se ha despedido este jueves de su entrenador Johan Cruyff, fallecido a los 68 años por un cáncer de pulmón, y ha asegurado que no tuvo un técnico "mejor" y que sus enseñanzas serán "eternas" en su vida, y es que ha recordado sus bondades pese a que también tuvieran sus rifirrafes en el pasado por el espíritu competitivo de ambos.
"Nos despertamos con la triste noticia de la muerte de mi amigo holandés Johan Cruyff. Tuve el privilegio de tenerlo como entrenador cuando jugué en el Barcelona. Él ha sido, sin duda, el mejor entrenador que he tenido, sus enseñanzas serán eternas en mi vida", aseguró Romário en su página de Facebook.
Romário aseguró que el holandés le desafiaba, de hecho dejó el Barça por sus roces con Cruyff, pero añadió que le queda lo bueno. "Suelo decir que él me desafiaba mucho como jugador y yo buscaba ganar siempre! Su objetivo era cosechar buenos resultados para el equipo. Sabía como pocos valorizar y explotar lo que cada miembro de su equipo tenía mejor y él sabía que mi habilidad era hacer goles", manifestó.
"Él también era una persona justa. Recuerdo que yo sufría un poco por la distancia de casa. En aquella época, yo era el único jugador del Barcelona de fuera de Europa. Él, entonces, me concedía algunos días más de descanso para que yo pudiera descansar en casa", ahondó.
Por ello cree que se ha muerto antes de tiempo pero que su leyenda seguirá bien viva. "Él se fue antes de tiempo, pero su legado para el deporte se queda. Hoy el fútbol pierde uno de sus mayores iconos y yo pierdo un amigo. Descanse en paz, Mr. Cruyff", concluyó.