Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Sevilla afronta su novena final europea en diez años

El Sevilla FC disputará este miércoles 18 de mayo en Basilea (Suiza) ante el Liverpool inglés su novena final europea en diez años, buscando su quinta Copa de la UEFA/Europa League y mantener su invicto en finales de esta competición.
La primera final continental que inauguró esta racha excelente para los sevillistas, llegó en la temporada 2005/06, con Juande Ramos en el banquillo, tras vencer en la final de la Copa de la UEFA al Middlesbrough inglés por 4-0 en el Philipp Stadium de Rotterdam (Holanda).
Allí marcaron Kanouté, Maresca por partida doble y Luis Fabiano, aunque el gol más recordado fue del fallecido Antonio Puerta en la vuelta de las semifinales ante el Schalke y que dio el billete a la final.
Un año después, en la campaña 2006/07, el Sevilla revalidó su título ante el Espanyol, también con el manchego como técnico. El duelo fratricida, saldado con 2-2 tras la prórroga, se decidió en los penaltis con victoria por 3-2. Puerta, Dragutinovic y Kanouté convirtieron sus lanzamientos y sólo erró Dani Alves, mientras que los pericos lamentaron los fallos de Torrejón, Luis García y Jónatas.
El equipo hispalense tuvo que esperar a la campaña 2013-2014 para volver a saborear un título continental. Ya con Unai Emery, el Sevilla derrotó al Benfica en una final que terminó sin goles y que se decidió a su favor por 4-2 en los penaltis con el portero portugués Beto como protagonista y Gameiro completando el pleno de aciertos hispalenses de Bacca, Mbia y Coke.
La última final continental fue el año pasado en Varsovia ante el Dnipro ucraniano en el que militaba el ahora sevillista Konoplyanka. El equipo andaluz se impuso por un ajustado 3-2 con tantos de Krychowiak y Bacca (2), que dejaron en nada el inicial de Kalinic, que puso el 0-1, y de Rotan al filo del descanso, que supuso el 2-2.
A estas cuatro finales, hay que sumar las cuatro correspondientes en la Supercopa de Europa, que disputó contra el pertinente campeón de Europa de esos años y que, en cambio, sólo le fue exitosa en 2006, en la que los de Nervión golearon al ganador de la Liga de Campeones, el FC Barcelona (3-0), con tantos de Renato, Kanouté y Maresca.
Sin embargo, el Sevilla tropezó en las otras tres. La primera ante el Milan en 2007 (3-1) solo tres días después del fallecimiento de Antonio Puerta. Posteriormente, en 2014, cayó en Cardiff (País de Gales) ante el Real Madrid (2-0) y el pasado verano pese a igualar un 4-1, terminó perdiendo en la prórroga ante el FC Barcelona por 5-4.