Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Simeone quiere alargar la maldición de Mourinho en semifinales

El entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone, intentará clasificarse, avalado por su experiencia a doble partido, para su primera final de la Liga de Campeones a costa de volver a cerrar el camino a su homólogo del Chelsea, José Mourinho, que busca romper su mala estadística en la penúltima ronda.
El de Setúbal afronta ante los rojiblancos las octavas semifinales de la máxima competición continental, lo que le iguala con Sir Alex Ferguson, aunque el escocés las logró todas con el Manchester United, con la esperanza de equilibrar sus números.
Hasta el momento, el entrenador luso ha superado en tan sólo dos ocasiones el camino que lleva a la final, con el Oporto, en la 2003-2004 derrotando al Deportivo en un partido cuya ida, en Portugal, también acabó sin goles, y con el Inter, en la 2009-2010, dejando fuera al FC Barcelona, aguantando en el Camp Nou el 3-1 de Milán, por lo que el Atlético podría ser su tercera víctima española.
De hecho, el único equipo de la Liga BBVA que no ha perdido en semifinales con 'Mou' fue el conjunto azulgrana en la campaña 2010-2011 cuando el luso entrenaba al Real Madrid, con el que se clasificó para esta ronda en sus tres campañas, pero cayendo en las dos siguientes también, ante Bayern y Borussia Dortmund. Sus otros dos reveses al borde de la final fueron contra el Liverpool de Rafa Benítez, en 2004-2005 y 2006-2007.
Por el contrario, Diego Pablo Simeone, a sus 44 años, espera volver a demostrar su buena mano en las eliminatorias a doble partido, donde sólo ha perdido dos de las quince que ha tenido que disputar desde que aterrizó en el club rojiblanco.
Desde su llegada a finales de 2011, justo cuando el equipo madrileño había sido eliminado en los dieciseisavos de final de la Copa del Rey por el modesto Albacete, el argentino ha dotado al equipo de una gran fortaleza en cruces decididos a 180 minutos.
Así, en la Copa del Rey acumulaba siete eliminatorias sin perder tras deshacerse en la edición 2012-2013 del Jaén, Getafe, Betis y Sevilla, para coronarse posteriormente campeón ante el Real Madrid. En esta temporada copera, también mantuvo un camino impoluto dejando en su camino al Sant Andreu, al Valencia y Athletic Club, pero siendo eliminado por los de Carlo Ancelotti en semifinales.
Hasta esta campaña, Simeone también había tenido que lidiar con eliminatorias a doble partido en la Europa League, donde tiene la otra 'mancha' de su actual currículum en esta faceta, cuando en 2012-2013 cayó en su primer cruce, ante el Rubin Kazán ruso, que sacó partido al 0-2 en el Calderón.
En cambio, en la temporada del título de la segunda competición continental, la 2011-2012, se deshizo, ganando todos los encuentros, del Lazio en dieciseisavos, del Besiktas en octavos, del Wolfsburgo en cuartos y del Valencia en semifinales para ganar su segunda corona ante el Athletic Club. El Milan y el FC Barcelona fueron sus primeras víctimas en la Liga de Campeones y ahora espera hacer lo propio ante el Chelsea para mantener este idilio con las eliminatorias.
Además de estos partidos, a ida y vuelta, pero con un título en juego, el Atlético perdió la Supercopa de España de este año ante el FC Barcelona tras empatar (1-1) en el Calderón y empatar sin goles en el Camp Nou.