Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Simeone: "El desafío es superior, el año pasado fue extraordinario"

"Todavía no hemos encontrado el equipo que nos dé la estabilidad para jugar todos los partidos igual, Griezmann nos tiene que dar más"
El entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone, aseguró que se encuentran ante un "desafío superior" porque "el año pasado fue extraordinario" y que el equipo "va creciendo", reiterando que deben fijarse principalmente en Valencia y Sevilla como rivales y que "lo más difícil" es haber sido competitivos y con éxitos durante ya tres años.
"El desafío es superior al del año pasado porque superarse en la vida no es fácil y lo de la temporada anterior fue extraordinario y la consecuencia de que en los dos años anteriores solo cambiamos uno o dos jugadores", afirmó Simeone en una entrevista a 'El Larguero' de la Cadena SER.
El 'Cholo' recalcó que necesitan "trabajar para seguir encontrando la mejor versión de cada uno y potenciarlo para que puedan rendir". "El camino está siendo bueno hasta ahora y equipo va creciendo", confió, aunque reconoció que "todavía" no han encontrado el equipo que les dé "la estabilidad para jugar todos los partidos igual".
En este sentido, se refirió a los nuevos, en especial a Antoine Griezmann. "Tiene que darnos más porque tiene para dar más", indicó. "Hay que exigirle. Es un jugador de banda, pero creo que puede ser más completo y para ello necesita un esfuerzo psicológico y de equipo que lo está haciendo. Para nuestra forma de jugar es clave porque nos acerca más a la portería", añadió del francés, mientras que señaló que están "trabajando muchísimo" para potenciar a Mandzukic para que pueda hacer "goles".
Para el preparador rojiblanco, "lo mejor es olvidarse de lo que hiciste y centrarte en la realidad", apuntando al "Sevilla y Valencia" como la del equipo. "El año pasado no nos centramos en ganar la liga. Los puntos ahora son importantes puntos, pero para nosotros es importante no alejarnos de Sevilla y Valencia y queremos llegar ahí hasta febrero o marzo que es donde empiezan a definirse situaciones", remarcó Simeone, que ve como "objetivo principal" clasificarse para la 'Champions', mientras que en esta su deseo es "competir".
"Los que el año pasado alababan nuestro entusiasmo son los mismos que dicen hoy lo de que somos broncos", comentó el técnico del Atlético sobre las críticas al juego de un equipo que ha creado cierto "miedo escénico" a los rivales con el balón parado y que no juegan "como los demás" aunque tienen "un sistema definido". "Siempre cuesta que cuando viene uno nuevo se involucre rápidamente a lo que le pide el equipo, no yo", aclaró al respecto.
El 'Cholo' confesó que cree "más en la energía que en ser supersticioso". "A la que gente que tiene energía negativa trato de evitarla, me guío mucho por lo que siento", dijo, considerando que las "experiencias positivas te hacen crecer y te hacen ver las cosas con más tranquilidad". "Pero no me creo mejor entrenador que cuando llegué", admitió.
"LOS INDIVIDUALISTAS NUNCA ME GUSTARON".
Para el exjugador, "la parte más difícil" para un entrenador "es convencer al futbolista". "Me he encontrado con algunos que se han entregado de una manera enorme", resaltó. "Los individualistas nunca me gustaron porque siempre he pensado en equipo y apunto más sobre ellos. Hemos tenido la fortuna de encontrar un grupo internamente muy fuerte que coincide con el ideal del cuerpo técnico y eso ha sido una fortaleza porque se trabaja en pos de lo que necesita el club", agregó.
Simeone reconoció que "no" ha pasado por momentos críticos y que "los resultados" les han permitido "convivir con situaciones buenas y que no te genere ningún pensamiento negativo". "Se pudo construir algo pocas veces vivido y algo tan seguido. Lo mas difícil es ser consecuente en el tiempo y llevamos ya tres años compitiendo. Hoy sé que molestamos, sé que no es fácil jugar contra nosotros", puntualizó.
En este sentido, no le dio importancia a los pitos. "Me insultaron también como jugador porque esto es fútbol y más allá del ídolo la quiere ganar, está bien que sea así", afirmó, mientras que calificó de "experiencia importante" la sanción que recibió por sus collejas al cuarto árbitro de la vuelta de la Supercopa de España. "Me ha cambiado para pensar un poquito más", confesó.
Sobre las marchas de jugadores claves, incidió es que es normal porque salieron de "un equipo campeón que explotó el año pasado" y que está "bien" que quieran "crecer en otro lado", opinando que la "la gente es un poco injusta" en este sentido a la hora de criticarles "porque se debe valorar a la gente por como compitió cuando estuvo a tu lado".
"No se puede comparar una plantilla campeona de Liga y que llegó a la final de la 'Champions' con una nueva. A esta se le valorará por lo que logre al final. Lo que más me apasiona es encontrar jugadores determinados a competir", detalló el argentino.
"EL CUERPO ME PIDE QUE HAY MÁS PARA DAR".
Ahora han llegado nuevos refuerzos como Miguel Ángel Moyà y Jan Oblak, dos porteros elegidos para sustituir a Thibaut Courtois, con el balear elegido porque "ha trabajado muy bien" y se ha encontrado "más rápidamente con la idiosincrasia del vestuario y el equipo".
También tuvo elogios para Miranda y Godín, "la defensa mas equilibrada de Europa y muy difícil de superarles si están concentrados" y para Arda Turan, "el más talentoso y el que marca la diferencia". "Necesita jugar en un lugar, donde se potencia, suelto no me gusta", recalcó del turco, al tiempo que subrayó que guarda una "relación muy buena" con Fernando Torres, pero sin desvelar si se lo pidió a la dirección deportiva, y que Mario Suárez, descontento con su situación, "jugó 10 de 14 partidos y Tiago ocho".
Simeone, al que le "gusta" Juergen Klopp porque es capaz también de mantener al Dortmund compitiendo pese a que se le marchan jugadores claves todos los años y que eludió opinar sobre la sanción a Zinédine Zidane, no se ve fuera del Atlético de momento. "El cuerpo me pide que hay más para dar y que el club está creciendo para mejorar lo que tenemos", advirtió. "¿Por qué no podemos pelear cinco o seis años de verdad? Me siento identificado con el club y los jugadores", zanjó.