Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Simeone ensaya con el once habitual y no da pistas para San Siro

El Atlético de Madrid entrenó este sábado en la Ciudad Deportiva Wanda de Majadahonda (Majadahonda) bajo la atenta mirada de decenas de medios de comunicación, que asistieron a la celebración del Media Day que el club organizó con motivo de la próxima final de la Liga de Campeones que les enfrentará el próximo sábado en Milán al Real Madrid, para la que Diego Pablo Simeone no quiso dar pistas y ensayó con el once habitual.
Liderados por el 'Cholo' y Germán 'Mono' Burgos, la plantilla se entrenó en su totalidad realizando ejercicios de toque de balón previo 'pasillo' a Kranevitter, que este sábado cumple años y se llevó la ovación de sus compañeros. El 'profe' Óscar Ortega fue quien puso la intensidad a los ejercicios de cara a un encuentro que puede marcar un antes y un después en la historia del club rojiblanco.
Poco después, iniciaron un partido en el que el argentino ensayó con unos jugadores que, probablemente, sean los mismos que disputen el partido en Milán y entre los que no destacó ninguna novedad, por lo que Simeone podría apostar por el once habitual de cara a esta final.
Con Oblak en la portería, Simeone probó con Juanfran, Godín, Giménez y Filipe Luis, mientras que en el centro del campo, estuvieron Saúl, Gabi, Augusto y Koke, con Griezmann y Fernando Torres en la delantera, por lo que, de momento, en el planteamiento inicial no estaría el belga Yannick Carrasco.
Por otro lado, Luciano Vietto dio el susto tras una pequeña entrada que supuso que el ex del Villarreal tuviera que ser atendido por la asistencia médica aunque después volvió a incorporarse a las órdenes del cuerpo técnico.
Además, el centrocampista Tiago, que ya pudo hacer unos minutos en el último partido de Liga frente al Celta de Vigo tras una lesión que le ha mantenido fuera de los terrenos de juego cinco meses, entrenó con el resto de sus compañeros, pero estuvo con los teóricos reservas.