Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Sunderland apea al Manchester United en los penaltis

El Sunderland jugará por segunda vez en su historia la final de la Copa de la Liga inglesa después de eliminar en los penaltis al Manchester United, tras un partido que concluyó 1-0 en los 90 minutos reglamentarios y 2-1 tras el tiempo suplementario, y estará el próximo 2 de marzo en Wembley, donde jugará por el título ante el Manchester City.
Un partido el de Old Trafford que tuvo un final dramático. Los locales acabaron los 90 minutos reglamentarios con 1-0, lo que puso el global de 2-2 en la eliminatoria (la ida finalizó 2-1 para el Sunderland). En la Capital One Cup no existe la regla del valor doble de los goles en campo contrario y por eso el partido se fue al tiempo extra.
En la prórroga, los dos equipos dejaron toda la acción para el final. Los visitantes hicieron el 1-1 en el minuto 119, gracias a un gol de Bardsley que contó con la 'ayuda' del español David de Gea. El madrileño no fue capaz de detener un tiro que le fue a las manos y que, en ese momento, suponía la eliminación del United.
Pero en el minuto 120, el mexicano Chicharito Hernández obró el milagro para los 'red devils' y le dio la oportunidad a su equipo de llegar a los penaltis. En la tanda, De Gea se rehizo del error del 1-1 parando dos lanzamientos, pero sus compañeros fallaron cuatro de los cinco disparos y el Sunderland venció 2-1 en la tanda de penaltis.
Así pues, el conjunto del norte de Inglaterra, en el que militan los españoles Carlos Cuéllar y Marcos Alonso (que marcó un penalti en la tanda), tendrá la oportunidad de levantar la primera Capital One Cup de su historia. La única vez que los 'Black Cats' jugaron el último encuentro de la Capital One Cup fue en el año 1985, y cayeron 1-0 ante el Norwich City.