Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Trofeo Antonio Puerta se queda en el Pizjuán

El Sevilla se impuso (2-0) este viernes al Córdoba para dejar en el Ramón Sánchez Pizjuán la séptima edición del Trofeo Antonio Puerta, un duelo cargado de emoción y que supuso además el último ensayo de los de Unai Emery antes de la Supercopa de Europa del próximo martes en Cardiff ante el Real Madrid.
Un año más desde su triste fallecimiento, Puerta fue recordado por su afición con un partido cardado de emociones. Antes del arranque del duelo, los videomarcadores ofrecieron imágenes del icono sevillista. Pero quizá el momento más emotivo fue de nuevo el saque de honor del hijo de Antonio Puerta, Aitor.
En lo futbolístico, el partido se lo adjudicó el Sevilla por su mayor insistencia, aunque los goles no llegaron hasta los últimos minutos. Denis Suárez y Carlos Bacca, la novedad en la convocatoria de Emery, fueron los encargados de dar el triunfo a los locales antes de poner ya la mente en el primer título del año.
El técnico sevillista sacó dos equipos distintos para dosificar fuerzas de cara a la cita con los de Carlo Ancelotti. Aún así, Coke tuvo que retirarse con molestias. La primera mitad dejó menos fútbol y ocasiones, con el conjunto cordobés bien asentado atrás y un Aspas buscando un nuevo gol como sevillista.
Los primeros minutos de Bacca fueron lo más destacado de la segunda mitad, pero el duelo parecía condenado al empate con el paso de los minutos. Sin embargo, en el arreón final el Sevilla se llevó el duelo y el trofeo del recordado Puerta se quedó en casa.