Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UEFA obliga al CSKA Moscú a jugar sus tres próximos partidos europeos a puerta cerrada

La UEFA sancionó este viernes al CSKA Moscú con la disputa de sus próximos tres partidos de competición europea a puerta cerrada y con una multa de 200.000 euros debido a los altercados que provocaron los aficionados del equipo moscovita durante el choque que su equipo jugó en la capital de Italia, ante la AS Roma, en la primera jornada de la Liga de Campeones de la presente temporada.
El máximo organismo del fútbol europeo encontró culpable a los aficionados del CSKA de "comportamiento racista, disturbio y lanzamientos de bengalas y petardos" durante el partido entre los rusos y la AS Roma que se celebró en el Estadio Olímpico de la capital italiana el pasado 17 de septiembre.
La afición rusa se peleó con la italiana antes de empezar el partido y poco después hizo lo propio con la policía italiana. Con el resultado de 13 guardias de seguridad y cuatro agentes heridos.
Con esta prohibición, el actual segundo clasificado de la Premier League rusa, no podrá albergar aficionados en el Arena Khimki --estadio donde jugó su partido del pasado martes ante el Bayern Múnich-- en los dos partidos que le quedan por jugar en casa, ante el Manchester City y la propia AS Roma.
Además, la UEFA indicó en su comunicado que prohíbe que los aficionados rusos se desplacen en los otros dos compromisos que les quedan por jugar fuera de su país ante el propio Bayern Múnich y ante el Manchester City.
En el choque ante el equipo bávaro del pasado martes, los rusos tuvieron que jugar también a puerta cerrada debido a que arrastraban una sanción de la pasada temporada, cuando la UEFA les encontró culpables de entonar cánticos racistas en los partidos ante el Manchester City y el Viktoria Plzen.
El portavoz de prensa del CSKA, Sergei Aksenov, se mostró molesto con la sanción. "Por supuesto que estamos realmente molestos con la decisión. Gracias a alguna gente, la fiesta del fútbol que es la 'Champions League' se convierte ahora en una serie de partidos fantasma. Es muy triste y molesto", proclamó.
A pesar del enfado, en principio el equipo que entrena Leonid Slutski no tiene previsto apelar la decisión. "Necesitamos esperar para escuchar las razones de la decisión. Sólo entonces tendremos claro si el castigo es justo y si podríamos intentar apelar", finalizó Aksenov.