Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UEFA sanciona duramente al PAOK Salónica y al Rapid de Viena por los altercados de la semana pasada

El Comité de Control y Disciplina de la UEFA ha sancionado este martes al Rapid de Viena y al PAOK Salónica con la descalificación de la edición actual de la Europa League y/o la exclusión de la primera competición europea a la que se clasifiquen durante los próximos cinco años por los incidentes ocurridos durante el partido de ida del 'Play-off' de la Europa League, que acabó con un 2-1 favorable a los griegos, aunque estas sanciones están suspendidas por periodos de prueba de tres años.
El PAOK ha sido acusado de "conducta impropia de los aficionados, disturbios, invasión de campo, lanzamiento de cohetes y fuegos artificiales" y de "organización insuficiente", según señala la UEFA en un comunicado. Además, el club griego deberá jugar sus tres próximos partidos de competición europea a puerta cerrada y deberá pagar una multa de 150.000 euros.
El Rapid de Viena, por su parte, deberá abonar una multa de 75.000 euros y deberá jugar su próximo partido de competición europea en casa a puerta cerrada. De todos modos, esta sanción no se aplica para el partido de vuelta del 'Play-off' ante el PAOK que se jugará este jueves.
Así, los dos clubes pueden interponer alegaciones contra sus respectivas sanciones en un plazo de tres días después del envío de las sanciones impuestas por la UEFA a ambos clubes.