Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Villa reaparece en una cómoda victoria (2-0) del Barça ante el Dinamo de Bucarest

David Villa, Barcelonafcbarcelona.es

El FC Barcelona se ha impuesto sin problema al Dinamo de Bucarest en su último partido amistoso previo al primer duelo ante el Real Madrid en la próxima edición de la Supercopa de España, con goles del argentino Leo Messi y del holandés Ibrahim Afellay, en el día en que reapareció el delantero español David Villa tras su lesión en el Mundial de Clubes hace ocho meses.

Tito Villanova alineó un once con pocas reservas, salvo la del canterano Marc Bartra en el centro de la zaga. El club catalán salió con Valdés en portería, defensa de cuatro formada por Alves, Piqué, Batra, Jordi Alba; centro del campo de toque con Sergio Busquets, Cesc Fábregas y Xavi; y delantera de tres de máxima garantía con la presencia de Leo Messi, Alexis Sánchez y Pedro. El nuevo técnico culé salía con todo a un césped en pésimo estado.
El Barcelona no tardaría en ponerse por delante por medio Messi, que combinó con el chileno Alexis Sánchez para disparar raso y cruzado y adelantar a los suyos. El dominio del Barcelona era total, y la combinación entre los latinoamericanos, constante. La sangría de goles era cuestión de tiempo. Pedro tuvo una gran ocasión antes del descanso, pero su disparo se perdió por la línea de fondo.
En la segunda parte, los 'blaugranas' salieron con un lavado de cara con la entrada en el campo de jugadores como el argentino Mascherano, el español Andrés Iniesta. Los primeros minutos seguían la misma línea que la primera parte, con el club español explotando las bandas y terminando jugada en los pies del crack argentino, Messi.
La noticia llegó en el minuto 73, cuando el delantero español David Villa entraba al campo a disputar sus primeros minutos tras la lesión y dejar destellos de ilusión. El minuto 92, con el choque consumido, fue testigo de la calidad del holandés Afellay, cuando tras aprovechar una asistencia de Mascherano picaba el balón a la salida del portero rumano para marcar el 0-2 final.