Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zidane: "Fracasar sería no dar el máximo en la final"

El entrenador del Real Madrid, Zinédine Zidane, descartó este martes que una derrota este sábado en la final de la Liga de Campeones ante el Atlético de Madrid fuese un fracaso, advirtiendo de que lo sería si no diesen "el máximo" en un partido donde cree que van a "sufrir hasta el final" ante un rival del que reiteró que es "completo" y no sólo se limita a defender "bien".
"Fracaso sería no dar el máximo en el partido. Sabemos que en una final lo importante es prepararnos bien y que puede pasar de todo para los dos equipos. Lo que tenemos que hacer es preparar bien el partido y hemos tenido tiempo para hacerlo", aseguró Zidane en rueda de prensa dentro del día de atención a medios del conjunto madridista.
En este sentido, no le dio importancia a que una posible derrota fuese ante un rival vecino como el Atlético. "Cuando pierdes una final es difícil. No pienso en eso, sólo en preparar el partido y en ver qué podemos hacer", indicó. "Hoy es martes y me gustaría estar más cerca del partido porque ya queremos jugar el partido, bueno yo no", añadió entre risas.
Además, el francés dejó claro que "no" siente presión. "La tengo siempre, en este cargo siempre es lo mismo y cuando empiezan los partidos se ve y es parte del trabajo. Como jugador tenía presión, quizás más como entrenador, pero me gusta", confesó un 'Zizou', que sin abandonar su sentido del humor, recalcó que "no cambiaría" sus éxitos como jugador por la 'Undécima'. "Nadie me va a quitar lo que tengo", aseveró con una amplia sonrisa.
Zidane señaló que no le gusta "comparar" y que por eso le parece "difícil" decir si este equipo es "mejor" que el que se proclamó campeón en Lisboa con él de ayudante de Carlo Ancelotti. "La idea es serlo el sábado. Ha sido unan temporada buena, el trabajo que estamos haciendo es fenomenal. Llegamos en un momento bueno, pero luego es 50-50 y hasta el final vamos a sufrir", remarcó.
"Sólo conozco una sensación", prosiguió acerca de sus diferentes experiencias en finales de 'Champions'. "La final la voy a afrontar con tranquilidad, determinación, paciencia, hay que tener un poco de todo. Los jugadores, entrenadores y la afición quieren tener esta sensación de ver a su equipo jugar una final", declaró.
En cuanto a los problemas físicos de su equipo, cree que no habrá "problemas" con Cristiano Ronaldo, que tuvo "un poco de sensación" rara el sábado y no disputó el partidillo, pero "por precaución", según aclaró. "Estará listo para el sábado", agregó.
"Llegamos bien físicamente, como tenemos que estar, pero no significa nada. James está un poco mejor, Álvaro (Arbeloa) también y la única pega importante y muy grave es lo de Varane", recordó, lo que hace indicar que el central francés no podrá jugar el sábado.
"EL ATLÉTICO PUEDE JUGAR CON EL BALÓN"
Del partido en San Siro, Zidane consideró que no será "sólo suficiente tener la posesión". "Va a pasar de todo, será difícil y complicado porque el Atlético es un equipo que no solamente defiende bien, es completo y puede jugar con el balón y ponerte así en dificultad", puntualizó. "Se verá el sábado, espera un poco", le espetó con sonrisa a un periodista al ser cuestionado sobre si jugarán a la contra como dicen que hará desde el rival.
El entrenador del Real Madrid subrayó que lo único que ha cambiado desde la derrota en el derbi, la última antes de encadenar doce victorias seguidas, ha sido que han pasado "dos meses" y no entró a opinar sobre qué títulos son más valiosos. "Lo que tenemos delante es la 'Champions', ni la liga ni la copa, y pensamos solo en este partido", zanjó.
"Simeone tiene todo que debe tener un entrenador, pero sobre todo conoce muy bien a su equipo y jugadores. A mí me falta mucho por aprender, pero la ilusión que tengo por hacerlo es tremendo y estoy convencido de que voy a mejorar y de que me queda muchísimo para poder ser un entrenador importante", recalcó el francés.
Finalmente, el exfutbolista, "contento" por jugar en un estadio como San Siro donde tuvo "la suerte" de jugar "muchos partidos contra rivales importantes" en su paso por Italia, elogió a Carlos Henrique Casemiro. "Es uno más, importante. No jugaba al inicio pero trabajando todos los días se ha podido ganar el puesto y es lo que ha hecho, pero como todos los demás", sentenció.