Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los expertos advierten a los deportistas famosos de los peligros de las redes sociales

Los casos protagonizados recientemente por la atleta griega Paraskevi Papachristou, expulsada de los Juegos Olímpicos de Londres por un comentario racista, o de Santiago Cañizares, que publicó por error fotos de su esposa desnuda, han llevado a los expertos en comunicación a advertir de los peligros derivados del mal uso de las redes sociales.
"Con tantos africanos en Grecia, al menos los mosquitos del Nilo serán nutridos de comida casera", escribió Papachristou en 'Twitter', provocando su expulsión de los Juegos Olímpicos sin ni siquiera haber debutado. Algo similar le ocurrió en Londres al futbolista suizo Michel Morganella, obligado a volver a casa tras 'tuitear' un mensaje insultante contra Corea del Sur.
El director de la agencia de comunicación NewCom, Miguel Ángel Rodriguez Caveda, explica que "con hechos como estos, se pone de manifiesto la necesidad de que figuras claves en el deporte cuenten con asesores, ya que el proyectar una buena actitud, educación e imagen física conlleva enormes contratos publicitarios y simpatía por parte de la opinión pública".
Rodríguez Caveda también recuerda las "innumerables críticas" sobre Cristiano Ronaldo, que "distorsionaron incluso la percepción de su juego y generaron una percepción negativa en torno a su persona" tras declarar el portugués que la gente le tenía envidia por ser "guapo, rico y famoso".
Para contrarrestar situaciones negativas de este tipo "es necesario reconocer el error y admitir los hechos", como hizo de forma "muy correcta" Dani Pedrosa, cuando admitió que había copiado en un examen para obtener el título de patrón de yate. Sin embargo, este tipo de soluciones se ven obstaculizadas porque muchos deportistas tienen "un carácter muy explosivo e incontrolable".
Como ejemplo de buena conducta, el director de NewCom cita a Rafa Nadal, "uno de los mejor valorados por los españoles no sólo por la trayectoria deportiva sino por su relaciones con los medios y por la imagen que proyecta".
"Tanto estos deportistas como cualquier otro personaje público con un efecto sobre la opinión pública deben tener en cuenta que parte de sus éxitos y sus fracasos tienen relación directa con aquellos que les siguen o les critican. Es fundamental que se den cuentas de la necesidad de cuidar a ambos sectores. Para ello, un asesor de comunicación es el instrumento ideal", concluye Rodríguez Caveda.