Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ASOBAL condena los insultos racistas a un jugador del Fraikin Granollers

La Asociación de Clubes Españoles de Balonmano (ASOBAL) ha lamentado "profundamente" este lunes los insultos racistas que recibió el portero brasileño César Augusto Oliveira de Almeida, del Fraikin BM. Granollers, en la pista del Ángel Ximénez Puente Genil y que obligaron, incluso, a detener durante varios minutos el encuentro correspondiente a la jornada 16 de la Liga ASOBAL.
"ASOBAL quiere subrayar la condena enérgica y la repulsa categórica a cualquier tipo de discriminación en las pistas de las competiciones ASOBAL, ya sea por razones de raza, religión, sexo, orientación sexual o de cualquier otro tipo", reza el comunicado del organismo.
Además, ASOBAL asegura que la conducta individual del protagonista de la agresión verbal al guardameta del Granollers "no representa a la afición de Ángel Ximénez Puente Genil ni se corresponde a una afición del balonmano siempre modélica en cuanto al comportamiento respetuoso con el rival".
ASOBAL se suma así a la condena del Ángel Ximénez Puente Genil y celebra que el protagonista de la acción "no pueda volver a disfrutar, en directo, de un encuentro de las competiciones ASOBAL". "La discriminación no tiene hueco en nuestro balonmano. Por esta razón, ASOBAL tendrá tolerancia cero con todos aquellos que sobrepasen esta línea", explica.
El club cordobés condenaba enérgicamente la actuación de uno de sus aficionados. "El club pide disculpas a César Augusto Oliveira de Almeida por lo sucedido hacia su persona. Comprendemos su indignación hacia ese tipo de comportamientos, los cuales condenamos de manera enérgica".
Además, la entidad andaluza explicó que el autor de dichos comportamientos "no es socio ni abonado del club" y que tendrá "prohibida la entrada al recinto" para presenciar cualquier partido.