Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El aventurero español Antonio de la Rosa abandona la Iditarod Trail Invitation

El aventurero español Antonio de la Rosa ha abandonado la Iditarod Trail Invitation, la prueba anual en 'fat bike' más extrema del mundo que se realiza en Alaska, a causa del desgaste físico causado tras 8 días de competición y 550 kilómetros recorridos, y un cúmulo de circunstancias.
De la Rosa ya había completa los 1.700 kilómetros de esta exigente prueba con esquís de fondo y caminando en completa autonomía, pero no pudo repetir en esta ocasión con un tipo de bicicleta de mountain bike con la rueda más ancha, en el que era el primero de sus retos con la nieve como protagonista y denominado 'TriWinterChallenge'.
"Tras varias expediciones exitosas, la Iditarod en 'fat bike' se me complicó desde el principio y espero aprender lo máximo de este fracaso", señaló el aventurero, que tras los tres primeros días marchaba en el 'top 10' de la carrera.
Sin embargo, a partir de ahí empezó a sufrir la dureza del evento. "No me encontraba bien físicamente y no estaba disfrutando de la competición. Tenía molestias en mi rodilla izquierda, vieja condromalacia de mi época de 'raider'", apuntó.
"La cubierta de clavos de la rueda de mi 'fat bike' se adhería mucho a la nieve lo que me dificultaba avanzar y como su tamaño es mayor que la yanta, se salía continuamente. Los soportes y alforjas no ajustaban bien a la bicicleta y pegaban por todos sitios. Todo esto me obligaba a parar cada pocos minutos. Y me minó psicológicamente", prosiguió.
Por ello, comenzó a valorar que llegar hasta Nome iba a ser un "deterioro excesivo" y acumulaba "mucho cansancio". "Pensé que regresar a mi casa, en la Sierra Norte de Madrid, para comenzar a prepara el próximo reto de mi TriWinterChallenge, en el que intentaré recorrer las costas de Groenlandia en paddle-surf, sería la mejor decisión", sentenció.
Antonio de la Rosa llegó a ponerse como objetivo llegar a las minas abandonadas junto al río Yukon, una zona de espectacular belleza, pero tras pasar una noche complicada por el intenso frío, decidió no persistir en él. Desde allí regresó a la ciudad de McGrath, desde donde ahora mismo se encuentra a la espera de poder regresar a España, informaron desde su departamento de prensa.