Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Belmonte: "Sabía que tenía que hacer algo, no me desesperaba y sabía que alguna tenía que salir bien"

La subcampeona olímpica de 200 metros mariposa, la española Mireia Belmonte, aseguró que aunque le ha "ha costado entrar en competición" en su estreno en los Juegos de Londres, "sabía que tenía que hacer algo", no se desesperaba, y "cada día" se "daba una oportunidad" porque "alguna tenía que salir bien".
"Y ha sido hoy", aseguró recién salida de la piscina del Centro Acuático en la que ha hecho historia, al convertirse en la primera nadadora española en subir al podio en unas Olimpiadas, sin contar con la rusa nacionalizada Nina Zivaneskaia. "Antes de venir de venir aquí hablé con Nina, mi madre en la natación y es un honor compartir medallero español con ella", subrayó.
Tras un estreno complicado, en el que las expectativas parecían no cumplirse, Belmonte no sabía cómo gestionar la gesta que le ha permitido acabar con la sequía de medallas de la delegación española: "Me siento confusa, todavía no me lo creo, es un cúmulo de emociones importante", explicó, puesto que, "cuando consigues un sueño no sabes cómo reaccionar".
"Este año lo he pasado muy mal entrenando, también lo he pasado muy bien, ha habido momentos muy bonitos, he cuidado mucho la preparación y me he divertido mucho. Ha sido un año con épocas buenas, malas y ahora estoy muy agradecida", concluyó antes de ir a recoger su medalla en el primer podio olímpico de su carrera.