Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Bora lleva la expulsión de Peter Sagan al TAS y pide su readmisión en el Tour

El equipo Bora-Hansgrohe ha presentado un recurso de apelación al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) para la readmisión de su corredor Peter Sagan en el Tour de Francia, del que fue expulsado por su incidente con Mark Cavendish (Dimension Data), al que empujó contra las vallas durante el sprint final de la cuarta etapa provocando la caída y retirada por lesión del británico.
"El equipo y Peter Sagan han apelado al TAS incluyendo una petición urgente de suspender la decisón del 'Panel de Comisarios' tomada el 4 de julio de 2017 y confirmada por el presidente de la UCI", anunció la escuadra alemana en un comunicado.
Tanto el Bora como Sagan se enrocan en el posicionamiento de que el esloveno "no causó él solo deliberadamente" la caída de Cavendish en los últimos 200 metros de la cuarta etapa del Tour de Francia, con llegada a Vittel. "Sagan se mantuvo en su trazada y no pudo ver a Cavendish a su derecha", esgrime el equipo.
Como argumentos para pedir la anulación de la expulsión, el Bora esgrime que el reglamento de la UCI da por obligado el escuchar la versión de un ciclista implicado en un incidente antes de tomar cualquier decisión disciplinaria, y consideran que los jueces no dieron la oportunidad a Sagan de explicarse ante ellos.
"Si la expulsión queda suspendida, por lo que el TAS deberá decidirse ya, y garantizada, Peter Sagan volverá a disputar el Tour de inmediato y, junto con el Bora-Hansgrohe, competirá para tener un Tour de Francia 2017 exitoso", concluye el comunicado.
Los jueces del Tour de Francia primero sancionaron la acción de Sagan, en la que le cerró el paso a Cavendish y le envió contra las vallas de protección, con 30 segundos de penalización y la pérdida de su segunda posición en Vittel. Poco después los jueces modificaron su decisión y anunciaron la expulsión de un campeón del mundo que se disculpó ante Cavendish, que tuvo que abandonar lesionado la carrera.