Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carbonell: "Trabajas muy duro cuatro años y tienes 2:45 minutos para darlo todo"

"Cuando bailamos hay una historia detrás, no sólo una música bonita"
La nadadora y capitana del equipo español de natación sincronizada Ona Carbonell ha mostrado en un vídeo cómo entrena y ha destacado el "trabajo duro" que suponen las rutinas diarias para que, después de cuatro años de preparación para unos Juegos Olímpicos, como los de Río donde hará el dúo con Gemma Mengual, "sólo" tengas 2.45 minutos para "darlo todo y hacerlo bien".
"Trabajas muy duro durante cuatro años para conseguir este reto. Tienes 2.45 minutos para darlo todo y hacerlo bien. La rutina diaria se hace muy difícil a nivel físico y también a nivel mental. He entrenado mucho y he ganado muchas medallas y he ido viendo que lo hago bien y tengo mucho margen de mejora", comentó en el vídeo realizado para GoPro.
Carbonell aseguró que cuando bailan en el agua es porque hay una historia detrás y "no sólo una música bonita". "Tenemos que aprender a conquistar al juez, a transmitir tus sentimientos con la música. Al son de una música me sentía una persona muy segura, con ganas de disfrutar haciendo lo que hago y también de que la gente disfrutara viéndome", argumentó.
Para la nadadora catalana su medio "natural" es el agua. "Fuera de ella he tenido que aprender a cómo reaccionar y a cómo vivir", explica en el vídeo la capitana del equipo español, que se siente "súper afortunada" de poder aunar sus dos pasiones. "Siempre me ha encantado el deporte y todo lo que tenga relación con el arte, entonces descubrí la natación sincronizada que era la mezcla de mis dos pasiones: del baile, del arte y del agua", explicó.
"Tengo una responsabilidad enorme cada día por dar lo mejor de mí misma porque hay un grupo humano muy grande que depende de cómo lo hagas tu y cómo entrenes cada día. Hay gente que puede encontrar su profesión pero por muchas circunstancias no puede dedicarse a ella y yo puedo destinar cada día a mejorar, a aprender y a buscar la excelencia", detalló.
La catalana entró en la selección española a los catorce años y ahora, con 25, ya es la referencia de la 'sincro' española. "Empecé a entender que esto era algo más que un sueño o una pasión, era también mi trabajo. Desde el primer día sentí las sensaciones de bailar con una música dentro del agua, entonces entendí que estaba destinada a hacer este camino", recordó.