Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carolina Marín lidera a un equipo español que busca las medallas en los Campeonatos de Europa por Equipos

Los equipos españoles masculino y femenino de bádminton afrontan desde este martes los Campeonatos de Europa por Equipos, que se disputan en Kazán (Rusia) hasta el próximo domingo, en los que la experiencia de Carolina Marín, actual campeona de Europa y del mundo, podría acercar a su equipo a las medallas.
Sobre las pistas del Gymnastics Centre de Kazán sobre las que la onubense se proclamó campeona de Europa en 2014, las máximas opciones se centran en la competición femenina, donde España parte como segunda cabeza de serie por primera vez en la historia de una selección española absoluta.
La selección femenina compuesta por Carolina Marín, Beatriz Corrales, Clara Azurmendi, Haideé Ojeda y Sara Peñalver ha quedado encuadrada en el grupo B junto a Bulgaria, Bélgica y Estonia. El ascenso de las jugadoras españolas las sitúa entre las mejores del continente con todas las opciones de luchar por las medallas.
El seleccionador español de bádminton, Ernesto García, destacó que Bulgaria es "la selección más fuerte" que se podían encontrar "fuera de los cabezas de serie", mientras que los de Bélgica y Estonia deben ser "enfrentamientos asequibles donde el equipo debe ir alcanzando los objetivos".
García resaltó que la medalla "es el objetivo, evidentemente, siempre aspirando a lo máximo". "La Federación ha conseguido tener a jugadores 'top 100', incluida Clara, que aunque no lo esté por ranking, lo es por juego", indicó.
La selección jugará a cuatro puntos, los tres individuales y uno de los dobles. "Carolina es un punto casi seguro si juega a un nivel normal", subrayó, lo que permite "quitarte al número uno de cada país y que Beatriz sea favorita ante las número dos por juego y experiencia que lleva ya acumulada", mientras que Clara Azurmendi "tira de galones por equipos como ya hizo en el Europeo Júnior por equipos, donde se proclamaron oro".
El seleccionador español analizó a Bulgaria, el primer rival. "Cuentan con dos individuales con mucha experiencia gracias a Nedelcheva y Zechiri, y un dobles de élite formado por las hermanas Stoeva. Además, Stefani Stoeva fue campeona individual en los europeos sub-17 y sub-19, por lo que seguro todavía puede jugar un tercer individual a gran nivel", manifestó.
Por su parte, la selección masculina se presenta en tierras rusas con un equipo formado por Pablo Abián, Luís Enrique Peñalver, Blai Ramírez, Alberto Zapico y Alejo Ibeas. Pablo se encuentra "a gran nivel en su preparación para los Juegos Olímpicos"; Peñalver y Ramírez "tienen que tomar el relevo del futuro", aunque su rendimiento "es más variable por la falta de experiencia". Como hándicap, la selección se presenta con una importante ausencia como es Ernesto Velázquez.
España se encuentra encuadrada en el Grupo 6 junto a Polonia (6), Bélgica, Italia y Noruega. "Hay que ser segundos de grupo, pero tenemos que ir a dar la sorpresa ante Polonia", explicó García. "Tenemos capacidad para jugar con los dobles 1 y 2, así que habrá que valorar el grado de compenetración entre ellos", dijo. España tiene una opción alternativa que daría la clasificación para cuartos de final siendo uno de los dos mejores segundos entre los seis grupos.