Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chourraut: "La medalla es para el equipo; tenía que caer para darnos a conocer"

La kayakista española Maialen Chourraut aseguró tras ganar la medalla de bronce en la modalidad de K-1 de los Juegos de Londres que el metal "es para el equipo, no algo personal", puesto que se trata de un combinado que "ha trabajado muy duro en el anonimato" y servirá para darse a "conocer".
Emocionada tras lograr el primer podio olímpico de la historia para el piragüismo español en aguas bravas, Chourraut destacó que hace cuatro años, en Pekín, "como mucho había dos o tres periodistas" siguiendo las pruebas, por lo que se mostró "contenta de que la gente sepa ahora qué es slalom y que, sobre todo, se haya emocionado viendo slalom".
Con el bronce colgando del cuello, la número dos del ránking mundial insistió, no obstante, en que la presea era un éxito colectivo, en unas Olimpiadas en las que el conjunto español se había quedado previamente a las puertas, con Ander Elosegi en cuarto lugar y Samuel Herranz en quinto. "Es que somos un equipo, esto tenía que haber caído hace cuatro años, hace ocho, no cayó, pero trabajamos muy duro", subrayó.
La kayakista consideró que el aspecto más positivo de la gesta de hoy es dar a conocer un deporte en el que, además de la exigencia, "es muy difícil sacar un buen resultado con regularidad". "Tenemos que ir paso por paso, superando mangas, en un entorno superturbulento, y ya lo tenemos, ya está", aseveró, en referencia al definitivo reconocimiento que el podio olímpico supondrá para convertirlo en una disciplina popular.
RECUERDOS Y COMPENSACIONES
"Espero que la gente desde España y desde Euskadi haya podido disfrutar a tope de nuestro deporte", aseguró la donostiarra, que quiso recordar además "a mucha gente que hay detrás de esta medalla. Muchos entrenadores, mucha gente que ha trabajado mucho y a los que no se llega a compensar como se les debería de compensar.". "Sobre todo lo que siento es que es para el equipo", insistió, sobre un grupo de deportistas que "trabaja en el anonimato".
El mérito en estos Juegos de Londres, sin embargo, cambiará la percepción de este deporte: "Creo que, con esto, ahora igual pensarán que los de slalom también valemos lo nuestro y estoy muy contenta". "Son muchos años trabajando y ahora también por amor, por placer al slalom y esta medalla es eso, no algo personal, es algo de grupo", reiteró.
Aún así, tras sus 106,87 segundos en la final, en la que salió en penúltimo lugar tras haber logrado el segundo mejor tiempo en la semifinal, lo primero que pensó fue que "qué pena que no fuese la de oro, pero bien".
Sin embargo, se trató de "una final superdura". "Las demás han sido superrápidas y además hacía viento, en el primer tramo daba en contra, las puertas se movían y además eran puertas en las que había que poner bien la piragua". "Ha sido una final muy dura, muy dura, muy dura", enfatizó, si bien prefirió no obsesionarse con el significado de las 97 centésimas que la separaron del oro: "Son 97 centésimas, pues eso, casi un segundo".
Y es que independientemente de no haber logrado esta vez subir al escalón más alto, tanto su actuación como la de sus compañeros darán al slalom "bastante impulso". "Estas finales las ha seguido un montón de gente que ha vibrado con nosotros estos días y eso ya es. Antes no existía y ahora sí. Antes teníamos que luchar para que saliera en la televisión. Ahora ya, sin luchar, con años atrás luchando, ahora ya está", celebró.
TRAYECTORIA EJEMPLAR
No en vano, tras quedar en el puesto 16 en los Juegos de Pekín, consecuencia de una penalización de 50 segundos por saltarse una puerta en la bajada, Chourraut reivindicó los "muy buenos resultados" obtenidos en este ciclo olímpico. "He ganado todas las clasificatorias de las competiciones más importantes: la del Mundial de 2009, la del de 2010, de 2011 y la clasificatoria de los Juegos Olímpicos".
"No llegaba a ganar en la final, pero he sacado dos medallas en dos mundiales y estaba ahí. Sólo que en el anonimato y esto tenía que caer para darnos a conocer", resumió la segunda medallista española en estas Olimpiadas de Londres, quien todavía no tenía claro cómo lo iba a celebrar: "Esto con la familia ya iremos viendo".
"Les prometí que si sacaba el oro les llevaba a Martín Berasategui a comer. No he sacado el oro, pero me parece que van a intentar sacar esa comida en el Martín Berasategui. Además, no sé si el entrenador decía también que iba a invitar a todo el equipo. Aquí vamos a lo grande, ya veremos", concluyó.