Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Coma toma el mando en Abu Dhabi y Roma se queda sin opciones por una indisposición

El piloto español Marc Coma (KTM) se convirtió este lunes en el nuevo líder del Abu Dhabi Desert Challenge tras conseguir la victoria de etapa en la segunda especial de motos del rally, mientras que, por el contrario, su compatriota Joan 'Nani' Roma (Mini) perdió sus opciones en coches por culpa de una indisposición.
El de Aviá logró su primer triunfo parcial para colocarse al mando de la general de la primera prueba del Campeonato del Mundo de Rally Cross-Country 2014, con un 1:25 segundos de ventaja sobre el segundo clasificado, el estadounidense Sam Sunderland (KTM).
El ganador del Dakar partió en la segunda posición por detrás del americano, al que alcanzó en el kilómetro 60, y a partir de ahí ambos recorrieron juntos el resto de los más de 200 kilómetros que restaban de especial.
Mientras, por detrás llegaban las Hondas del portugués Helder Rodrigues y del español Joan Barreda. El castellonense llegaba a más de 7:30 y se queda en la misma posición en la general a más de doce minutos de Coma después de perder "minutos muy valiosos" al detenerse en el 'refuelling' "para arreglar una parte de la moto". El 'top 5' lo completa Jordi Viladoms
"Hoy ha vuelto a ir bien. He conseguido alcanzar a Sam (Sunderland) sobre el kilómetro 60 y ya hemos completado juntos el resto de especial a un buen ritmo. La verdad es que tiene un ritmo alto y me ha costado alcanzarlo. En la última parte nos han recuperado algo de tiempo ya que había poca visibilidad debido a que el sol estaba muy alto", señaló Coma en declaraciones facilitadas por AMV.
El piloto catalán se siente "contento de todo el trabajo realizado". "Me estoy encontrando cómodo y la moto funciona muy bien. Todo apunta que será una carrera que se decidirá el último día y es importante que sigamos en la lucha", comentó.
VÓMITOS Y MAREOS PARA 'NANI' ROMA.
En cambio, menos fortuna tuvo en la categoría de coches Joan 'Nani' Roma, que perdió todas sus opciones de victoria por culpa de una indisposición que le produjo vómitos y mareos, informaron desde su equipo KH-7.
Así, tras vomitar varias veces en carrera, el de Folgueroles tuvo que ser atendido por un médico de la organización a mitad de la especial. "Dicen que puede ser debido al llamado 'mal de mar' aunque en toda mi vida, esto sólo me había pasado antes aquí", se lamentó el ganador del Dakar, que tratará de tomar la salida este martes, aunque sin opciones ya de revalidar el triunfo conseguido hace un año.
Y es que el español pasó un auténtico calvario en este etapa, que inició como líder destacado con una ventaja de 11:29, pero que comenzó a sentirse mareado en los primeros kilómetros de dunas del desierto de Liwa. Con muchas dificultades, y ayudado de su copiloto Michel Périn, pudo llegar hasta el CP1, para ser visitado por un doctor.
"Me encontraba fatal, vomitaba sin parar y el médico me ha dado unas pastillas. He decidido tomarlas y esperar unos minutos a ver si mejoraba. Después de un rato, he vuelto a intentarlo pero sin suerte porque he vuelto a vomitar. Hemos creído que lo más conveniente era ir directos al final de la etapa, aunque tuviéramos que saltarnos varios 'way points'", explicó el de Folgueroles.
Por ese motivo, Roma vio como al tiempo perdido debía sumarse una penalización de 2 horas, lo que le sitúa el decimonoveno en la general, a casi tres horas del nuevo líder, el ruso Vladimir Vasilyev (Mini), que se llevó la especial por delante del polaco Marek Dabrowski (Toyota).
"Es una verdadera pena porque tenía bien encarrilada la carrera y el Mini funciona a la perfección, pero este desierto no sé que tiene que me provoca mareo. Ni en las dunas de Argentina ni en las de Mauritania me ha pasado nunca nada igual Quiero acabar esta carrera y aprovechar las tres jornadas que faltan para seguir probando evoluciones en el Mini. Trataré de recuperar posiciones, aunque me lo tomaré como un gran test de cara al Dakar 2015 que, en definitiva, es lo que cuenta", aseguró el español.