Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Cónica) Estocolmo no defrauda a pesar de las bajas

El Estadio Nacional de Estocolmo ha sido el escenario para la vuelta a la competición del atletismo en una nueva prueba de la IAFF Samsung Diamond League tan sólo cinco días después de que se pusiera fin a los Juegos Olímpicos de Londres con la participación de once campeones olímpicos.
Sin el jamaicano Usain Bolt, el keniano David Rudisha ni el británico Mo Farah, los focos estaban puestos en el campeón olímpico de los 400 metros obstáculos, el dominicano Felix Sánchez que no pudo imponerse a su máximo rival y plata en los Juegos el estadounidense Michael Tinsley (USA).
Por su parte, en la prueba de los 400 metros femeninos, la estadounidense Sanya Richard-Ross se impuso como ya pasó en Londres, aunque hubo cambios en la conformación del podio ya que Christine Ohuruogu, plata en Londres, fue tercera en Estocolmo. Entre medias se coló la botsuanesa Amantle Montsho con un tiempo de 50.03.
En los 3000 obstáculos la rusa Yuliya Zaripova consiguió ser la más rápida con la mejor marca del año, mientras que el argelino Taoufik Makhloufi, oro en 1500 en Londres, obtuvo un meritorio segundo puesto. En los 100 metros el estadounidense Ryan Bailey, quinto en los Juegos, se adjudicó la prueba al ser el único en parar el crono por debajo de los 10 segundos.
En triple salto, Christian Taylor se llevó la prueba con un salto de 17.11, donde su compatriota Claye Will fue cuarto. Por otro lado, la croata Sandra Perkovic, que estrenaba título en disco, se volvió a imponer, como no pudo hacer el polaco Tomasz Majewski, campeón en lanzamiento de peso en los Juegos, que quedó segundo.
En cuanto a la representación española, Luis Alberto Marco, fue segundo en la serie B de 800m, Natalia Rodríguez décima en 1500 metros, la campeona europea de altura Ruth Beitia que se quedó en cuarto lugar y la lanzadora de peso Úrsula Ruiz, debutando en la Diamond League, se quedó en 17,28 metros, lejos de su tope personal de 17.99 metros que consiguió en los Juegos Olímpicos de Londres.