Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Contador: "La París-Niza me destapó como ciclista en 2007, es especial"

El ciclista español Alberto Contador (Tinkoff) volverá seis años después a competir en la París-Niza, que da comienzo este domingo y que tiene un significado "especial" para el doble ganador del Tour de Francia porque le "destapó" dentro del pelotón y porque le sirvió de "trampolín" para su primera victoria ese año en la 'Grande Boucle'.
"Vuelvo a la carrera que me destapó como ciclista, en 2007, y que de alguna forma fue el trampolín para el Tour de Francia. Es una carrera especial y que siempre se me ha dado bien", señaló Contador en declaraciones facilitadas por su departamento de prensa.
El de Pinto considera la 'Carrera del Sol' "una prueba muy importante para la preparación". "Da ritmo y una buena base para el resto del año. Como contrapartida, es también una carrera complicada por los muchos rivales, por el recorrido y por la climatología", advirtió.
Y es que el madrileño cree que los organizadores han puesto "uno de los recorridos más duros, muy montañoso, pero que por otro lado empieza con un prólogo llano y nada técnico, muy apto para los especialistas". "Echo de menos esa contrarreloj en el Col d'Eze que nunca he podido correr, pero a cambio tiene dos finales en alto, uno más para gente de peso y otro para escaladores", analiza.
"Quiero hacer este primer bloque de la temporada todo bien, pero es cierto que la París-Niza es una prueba del máximo nivel que a todo el mundo le gusta ganar, aunque es muy exigente por el nivel de los rivales y lo difícil que es de controlar. El Tinkoff viene con la intención de hacer una buena carrera y luchar por la victoria", añadió Contador.
En este sentido, el ciclista español aseguró que "no ha cambiado gran cosa" desde su participación en la Vuelta al Algarve de mediados de febrero y que fue su debut de 2016. "Al margen de recuperarme de los esfuerzos, he intentado dar más intensidad a los entrenamientos y más ritmo a las piernas", señaló.
Finalmente, el jefe de filas del equipo ruso se muestra satisfecho por este inicio de campaña del Tinkoff. "Los resultados han empezado a llegar desde el principio en un año muy especial para nosotros, ya que será el último de Oleg (Tinkov) al frente y de Tinkoff como patrocinador", apuntó.
"También por eso estamos trabajando muy bien, con el equipo dividido en diferentes bloques, con la gente que ha ido a Australia y la de San Luis, con concentraciones en altura en el Teide y en Sierra Nevada. Todos estamos muy contentos de cómo hemos empezado y, en mi caso, también muy contento del bloque que me va a acompañar en París-Niza", concluyó.