Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Contador: "Mi objetivo aquí es seguir preparándome para el Tour de Francia"

El ciclista español Alberto Contador (Tinkoff), primer líder del Critérium Dauphiné tras imponerse este domingo en el prólogo, ha afirmado que su primer objetivo es ponerse "a punto" para conseguir la victoria en el Tour de Francia, pues un sobreesfuerzo en esta ronda gala supondría un excesivo "desgaste" de cara a su competición fetiche, con la que se ha hecho dos veces.
"Mi objetivo aquí es seguir preparándome para el Tour de Francia. Va a ser una semana muy larga y el equipo y yo nos ceñiremos al objetivo de ponernos a punto para el Tour. Apuntar a la general aquí supondría un gran desgaste para nosotros, así que dejaremos que otros equipos adquieran esa responsabilidad", señaló en declaraciones facilitadas por su equipo.
El de Pinto también aprovechó para destacar quiénes son los principales favoritos para hacerse con esta ronda gala que sirve como aperitivo de una grande como es el Tour de Francia. "Algunos equipos, especialmente Sky, han venido aquí a ganar. Han traído a un equipo con cuatro o cinco corredores que podrían optar a hacerse con la general. Creo que serán los que irán a por ello", matizó Contador, quitándose así la presión de los focos.
Analizando la carrera, el ciclista del Tinkoff se mostró sorprendido de haberse hecho con la victoria en la etapa, pues destacó que era una ronda dura. "Sabía que iba a ser una prueba importante esta temporada, pero no sabía si iba a ser lo suficientemente fuerte para ganar. Mis piernas iban perdiendo velocidad, mi corazón latía muy fuerte pero no puedo decir que fue una completa sorpresa batir a Chris Froome, aún así, no pensaba en poder ganar", comentó.
Por último, aprovechó para valorar las buenas sensaciones que le produjo la carrera, que tendrá el lunes su segunda parada en una jornada de 186 kilómetros con cuatro puertos de 4ª categoría. "Fue una prueba muy dura, especialmente del kilómetro dos al uno, que tenía una pendiente del veinte por ciento. Tenía que hacer la primera parte muy rápido y mantener luego el ritmo también. El hecho es que al final me aclimaté muy bien", finalizó.