Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Crónica) Belmonte consigue su tercera medalla, Vall y Marina García apuntan al metal

La nadadora española Mireia Belmonte consiguió este jueves la tercera medalla para España, en la piscina en los Campeonatos de Europa de natación de Berlín, al alcanzar la plata en los 800 metros, una prueba cuya salida se dio 11 minutos antes de la otra final individual que nadó Mireia, el 200 estilos, en la que fruto del cansancio acabó octava, en un día en el que además las brazistas Jessica Vall y Marina García se metieron en la final del 200 braza.
Tras la jornada de este jueves, España suma cuatro medallas en la natación y ocho en total en lo que va de campeonato. A la plata de este jueves de Mireia hay que añadir las otras dos preseas que lleva la de Badalona -plata en el 400 estilos y bronce en los 5 kilómetros contrarreloj en aguas abiertas-, el oro de Duane Da Rocha en los 200 metros espalda y las cuatro medallas -dos platas y dos bronces- de la natación sincronizada.
Belmonte acaparó todo el protagonismo de la natación española en la cuarta jornada de finales de la piscina en la capital germana. La nadadora del UCAM Murcia tenía ante sí un reto mayúsculo: competir en dos finales con una separación de tiempo de 11 minutos entre ambas salidas. Dos finales que se unieron a la del relevo 4x200, en la que hizo el último relevo, con la que se cerró el programa de finales del jueves.
La de Badalona ralló a gran nivel en la primera de ellas, en el 800 libre, donde es subcampeona olímpica, en una prueba en la que solo fue superada por la británica Jazmin Carlin. La catalana hizo un crono de 8:21.11 en una final que dio inicio a las 18:07 horas, con lo que acabó a las 18:15; pues bien, a y 18 ya estaba de nuevo en la piscina, nadando la final del 200.
La consecuencia de acumular tanto esfuerzo en poco tiempo -mientras presentaban a sus rivales en la final de los 200 estilos, Mireia aún se quitaba el agua de las gafas por la prueba anterior- fue que solo pudo luchar en su segunda final durante 50 metros, en el estilo de la mariposa. Después se desfondó, hasta acabar en la octava posición en una final dominada por la húngara Katinka Hosszu, que certificó su doblete en las dos pruebas de estilos.
Belmonte cerró su particular maratón en el relevo 4x200 libre, prueba que nadó junto con Melanie Costa, Fátima Gallardo y Judit Ignacio. Las españolas hicieron una carrera de más a menos y finalizaron séptimas, con un tiempo de 7:57.25.
En el relevo el oro fue para Italia, después de que Federica Pellegrini remontara cuatro segundos a la sueca Stina Gardell en la última posta. El bronce fue para Hungría después de que Katinka Hosszu firmara una última posta espectacular en la tercera final que nadó en el día.
La otra final con presencia española de la jornada la nadó Carlos Peralta en el 200 mariposa. El deportista malagueño finalizó en sexta plaza con 1:57:01, un tiempo que le sirvió para batir por segunda vez en estos campeonatos la plusmarca nacional de la distancia.
MARINA GARCÍA Y JESSICA VALL, A LA FINAL DEL 200 BRAZA.
En las distintas semifinales en las que hubo presencia española, las buenas noticias para la delegación española se concentraron en el 200 braza femenino. En esa prueba, tanto Marina García como Jessica Vall consiguieron meterse en la final del viernes al quedar ambas segundas en sus respectivas series.
Peor suerte que las dos brazistas corrió Markel Alberdi en las semifinales del hectómetro libre. El español nadó la segunda de las series y lo hizo en un crono de 49.55, muy lejos de los puestos de finalista. Fuera de la final se quedó por la mañana también Marc Sánchez en los 800 metros a pesar de conseguir bajar de los ocho minutos -7:58.66-.
Tampoco pudo brillar Judith Ignacio en el 100 mariposa, una prueba que se le queda corta a una nadadora que está más cómoda en el 200 y que se quedó fuera de la final a pesar de que hizo su mejor marca personal del año con 59.08.
Fuera de la participación española, el alemán Marco Koch venció un vibrante 200 braza, en el que impuso al británico Ross Murdoch; la húngara Katinka Hosszu se hizo con su segundo oro -tercera medalla- en la jornada en el 100 espalda, eso sí empatada a tiempo con la danesa Mie Oe Nielsen; y en el 50 espalda masculino el ruso Vladimir Morozov se impuso al francés Jeremy Stravius.