Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España hace historia ante la anfitriona y luchará por las medallas

Waterpolo femeninotelecinco.es

La selección española de waterpolo femenino se enfrentará este próximo martes a Hungría en las semifinales del torneo de los Juegos de Londres, después de derrotar (9-7) a la anfitriona Gran Bretaña en el partido de cuartos de final, disputado en el Water Polo Arena del Parque Olímpico, en el que las de Micky Oca decidieron en el segundo parcial y acabaron sufriendo en exceso en el último hasta que decidió un gol de Maica García.

En su primera presencia en los Juegos, España, que acabó líder de su grupo en la primera fase, hizo historia y quiere agrandarla aún más. Sólo en los primeros minutos del primer cuarto y en el último, alimentadas por el calor de la grada, la anfitriona, con dos goles, uno de ellos de penalti, de Francesca Painter-Snell puso en apuros a una España que cometió demasiados errores en defensa y quiso gestionar su ventaja.
En cambio, los goles de la capitana Jeniffer Pareja, Lorena Miranda y Ona Meseguer dieron ventaja a las españolas al final del primer parcial, en el que la mejor noticia para las de Oca fue la buena defensa de las situaciones de inferioridad. Un parcial de 3-0, con tantos de Miranda, Laura López y Roser Tarragó, en el segundo parcial abrió una brecha ya demasiado importante para Gran Bretaña, que había perdido todos los partidos de la primera fase.
España aún tendría que sufrir en el tercer parcial, que acabó cediendo por 2-3, con los lanzamientos exteriores de la local Ciara Gibson, pero su ventaja (8-5) antes del inicio del cuarto periodo parecía un camino demasiado largo para una Gran Bretaña que perdía demasiados balones. No obstante, la grada elevó a Gran Bretaña, que se colocó a un sólo gol (8-7) con 2 minutos y 20 segundos aún por jugar.
Llegó entonces el tanto salvador de Maica García que entró por apenas unos centímetros como lo hizo el de Iván Pérez ante Croacia, pero esta vez los árbitros sí lo dieron por válido. España ya había hecho historia y sufrió mucho en los minutos finales para lograrlo.
Tan sólo Hungría, que este domingo se impuso por 11-10 a Rusia, una de las favoritas, separa a las de Oca de elevar aún más el listón de su hazaña en el Water Polo Arena londinense, que se quedó enmudecido por la victoria de una joven generación que, como dijo el seleccionador masculino, Rafa Aguilar, ha trabajado mucho para estos Juegos ahora y en la oscuridad del invierno. España ya ganó (13-11) a las húngaras en la primera fase del torneo.