Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Crónica) España encuentra opciones de medalla en los 400 metros

El atleta español Miguel Ángel López dio este miércoles a España la segunda medalla en los Campeonatos de Atletismo al Aire Libre, que se están disputando en la localidad suiza de Zúrich, tras conquistar el oro de forma brillante en la prueba de 20 kilómetros marcha, una segunda jornada en la cual Kevin López no pudo lograr un billete para la final de los 800 metros, pero sí lo hicieron otros cuatro atletas nacionales destacando la gran actuación en los 400 metros.
Dos días de competición en Suiza y la delegación española ya tiene en su poder dos preseas. A la plata de Borja Vivas se unió esta dorada del marchador murciano, que confirmó que era una de las bazas más fiables para el podio y que no defraudó. La alegría traída por el murciano no tuvo su continuidad en una jornada de mañana en la que fueron sobre todo decepciones las que llegaron desde la ciudad suiza.
Los atletas españoles vivieron una mala sesión matinal, sin lograr ningún billete para siguientes rondas. Ni Laura Sotomayor, en los 400 metros vallas, ni Khadija Rahmouni, en los 800 metros, ni Berta Castells, que hizo tres nulos en la calificación del lanzamiento de martillo, pudieron superar sus primeras rondas.
LA TARDE DEJA CUATRO BILLETES PARA FINALES.
Sin embargo, la mala racha se cortó en el turno vespertino. Con el retraso de una lluvia que volvió a aparecer elevando la exigencia de cada prueba, la delegación española vivió primero la decepción de un Kevin López que no pudo hacerse con una plaza en los 800. El sevillano, que se metió en semifinales este martes en una gran y dura serie en la que fue segundo, arrancó bien su semifinal pero en los últimos metros quedó relegado hasta la octava posición.
El palo de López se vio suavizado con la clasificación para sus respectivas finales de Ruth Ndoumbe, Indira Terrero, Aauri Lorena Bokesa y Samuel García. Patricia Sarrapio, que buscaba junto a Ndoumbe un puesto en la final de triple salto, se quedó sin premio. Del mismo modo, Ángel David Rodríguez, con un tiempo de 10.76, no pudo hacer frente a los más rápidos de Europa y quedó último con molestias físicas en su serie de semifinales. Mientras, Manuel Penas se tuvo que retirar en la final de los 10.000.
Las mejores sensaciones del día para la delegación española llegaron en los 400 metros, donde Terrero, Bokesa y Samuel García se metían en la final demostrando un gran nivel. Terrero dominó su semifinal con autoridad con un registro de 52.07 e imponiéndose, entre otras, a la campeona olímpica, la británica Christine Ohuruogu. Bokesa por su parte fue tercera en su serie con 51.84, la tercera mejor marca de las semifinalistas.
Es la primera vez que en un Europeo dos españolas se meten en la final de 400 metros y en hombres, la actuación de Samuel García no se quedó atrás. El campeón de España terminaba segundo en su serie con una gran remontada final con un tiempo de 45.58. Además, las buenas noticias llegaban también desde el triple salto, donde Ruth Marie Ndoumbe, con su tercer salto de 14,01 metros, se metía en la pelea por las medallas.
La jornada para los españoles en el Letzigrund Stadium de Zúrich la cerró la final de lanzamiento de disco, en la cual se proclamó campeón de Europa el favorito y defensor del título, el alemán Robert Harting. Pestano, con problemas físicos a partir del tercer lanzamiento, se tuvo que conformar con el sexto puesto (62.31). Mientras que Frank Casañas (61.47) solo pudo ser octavo con el registro que marcó en su primer lanzamiento.
MO FARAH SE LLEVA EL 10.000 Y LEMAITRE FALLA EN LOS 100.
Además este miércoles se vivieron dos de los momentos más especiales de la cita con el atletismo. Primero fue el turno para el británico Mo Farah y una nueva exhibición que le llevó a hacerse con el título en los 10.000, para no fallar a su cita con el éxito en la distancia.
A pesar de que era la primera vez que los corría este año, Mo Farah se hizo con su cuarto título europeo con un recital en los últimos metros en los que tuvo que aguantar el empuje de Ali Kaya, que terminó al final tercero, y un sorprendente Andy Vernon, también inglés. El doble campeón olímpico en el 5.000 y el 10.000 volvió a firmar una prueba inteligente, dejándose fuerzas para un final rompedor y espectacular.
Por otro lado, otro británico, James Dasaolu, fue también el protagonista de la final de los 100 metros, sorprendiendo al francés Christophe Lemaitre, quien buscaba su tercer título consecutivo y tuvo una mala salida que le fue imposible recuperar. El bronce fue para el también inglés Harry Aikines-Aryeetey.
En las otras finales disputadas en esta segunda jornada de Zúrich, la holandesa Dafne Schippers se proclamó reina de la velocidad en el Viejo Continente imponiéndose en la prueba femenina de los 100 metros. La francesa Eloyse Lesueur se impuso en la final de salto de longitud y en los 100 metros vallas femenino la victoria fue para la inglesa Tiffany Porter.