Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Crónica) España rompe la hucha de las medallas siempre mirando el agua

La delegación española ha dejado atrás lesiones, averías y sinsabores de todo tipo para culminar su primer gran día de triunfo en los Juegos Olímpicos de Londres, apuntándose un oro y dos platas siempre con la mirada puesta en el agua, que ha tocado los seis metales conquistados por España hasta el momento.
Tras las dos platas de la nadadora Mireia Belmonte y el bronce de la kayakista Maialen Chourraut, España volvió a mirar al agua para ver surgir el oro de la windsurfista Marina Alabau, la plata de las 'sirenas' Andrea Fuentes y Ona Carbonell y la plata del triatleta Javier Gómez Noya, que además de nadar también tuvo que rodar en bicicleta y correr a pie para subirse el podio.
Todo ocurrió en apenas tres horas, el breve intervalo en el que parecieron esfumarse todos los nubarrones en torno al deporte español tras casi dos semanas en Londres contando éxitos con cuentagotas. En es paréntesis de felicidad también se coló la histórica victoria de las chicas del balonmano, que disputarán una semifinal olímpica por primera vez en su historia.
La medalla más cantada era la de Marina Alabau, a quien le bastaba una séptima plaza en la 'Medal Race' para adjudicarse el oro en la clase RS:X. La sevillana cerró el primer oro español en estos Juegos a lo grande, ganando la última regata en Weymouth y prolongando el idilio de España con la vela, el deporte que más medallas le ha procurado.
Idéntica espina se quitó Javier Gómez Noya, que también había sido cuarto en Pekín y perseguía su primera medalla olímpica para redondear un palmarés apabullante. Aguantando de los británicos, liderados por los hermanos Brownlee, Alistair (oro) y Jonathan (bronce), el ferrolano mostró nervios de aceros y se colgó la plata en el espectacular recorrido por los alrededores del emblemático Hyde Park.
Si para el triatlón era la primera medalla española, más frecuente era la relación con la gloria en la natación sincronizada. Andrea Fuentes y Ona Carbonell afrontaban su última jornada con el reto de superar a la pareja china y lo lograron a ritmo de tango, emulando la plata de hace cuatro años en Pekín.
Quienes también se han garantizado otra medalla, aunque aún no hayan subido al podio, son las chicas del waterpolo que vencieron a Hungría en semifinales (9-10) y se aseguraron la plata. Las pupilas de Miki Oca, que jugarán contra Estados Unidos en la final, no fallaron en su debut en unos Juegos y añadieron la séptima presea al medallero español.
Perpetuando el éxito del deporte femenino la selección femenina de balonmano confirmó el mayor éxito de su historia al ingresar en la semifinal olímpica. Las 'guerreras olímpicas' de Jorge Dueñas mostraron ferocidad competitiva para superar su cruce de cuartos ante Croacia (25-22). Las paradas de Silvia Navarro y los goles de Eli Pinedo cimentaron una victoria que lleva al penúltimo escalón ante Montenegro el jueves.
EL HOCKEY MASCULINO NO ESTARÁ EN 'SEMIS'.
Por su parte, el equipo de hockey masculino no estará en semifinales tras empatar (1-1) ante Gran Bretaña en el último choque de la fase de grupos. España, que acudía a Londres con la plata olímpica de Pekín, se vio perjudicada por un arbitraje casero que le privó de un 'penalti-córner' en los últimos segundos. El colegiado, que lo había decretado, cambió de decisión ante la presión de los jugadores 'locales'.
Del agua también llegó otra de las buenas noticias del martes, la clasificación de Javier Illana para la final de salto trampolín de 3 metros. Sin embargo, el leganense --que arriesgó demasiado-- se quedó sin diploma olímpico tras firmar el duodécimo puesto.
Sin embargo, las alegrías cesaron en cuanto se pasó el medio acuático al tartán del atletismo, con las eliminaciones de Judit Plá (5.000 metros), Nora Aida Bicet (jabalina), Concha Montaner (salto de longitud) y Luis Alberto Marco, Kevin López y Antonio Reina (800 metros). Endulzó la actuación española Frank Casañas, que concluyó el séptimo puesto en la final de disco.
Todo ello en una jornada que vio a Usain Bolt pasearse con insultante autoridad en las series de los 200 metros, que aprovecharon siete olímpicos cameruneses para desertar o que confirmó el éxito en 'sus' Juegos de Gran Bretaña, que está recogiendo el mejor botín de medallas desde Londres 1908.