Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Crónica) Jessica Vall, bronce en una tarde de récords

Jessica Vall ha sido la protagonista de la jornada del viernes para la delegación española en los Europeos de Berlín al conseguir la medalla de bronce en los 200 metros braza, en un día en el que Mireia Belmonte y María Vilas se metieron en la final del 1.500 por la mañana y Merche Peris y Melanie Costa hicieron lo propio por la tarde en los 50 metros espalda y en los 200 libre.
La nadadora catalana consiguió la novena medalla para la delegación española desde que arrancó el Campeonato de Europa. A las cuatro conquistadas por las mujeres de la sincronizada -dos platas en 'sólo' y combo y dos bronces en dúo y equipo-, las tres medallas que lleva Mireia Belmonte -dos platas en el 400 estilos y el 800 libre y el bronce en los 5 kilómetros de aguas abiertas- y el oro de Duane Da Rocha en el 200 espalda, Vall agregó el bronce en una apasionante carrera de 200 braza.
Y es que la barcelonesa consiguió estrenar su palmarés en un gran evento internacional tras una prueba en la que estuvo cerca del podio en todo momento, algo que consiguió después de hacer unos últimos 50 metros brillantes firmando un tiempo de 2:24.08. No la pudo acompañar en el cajón la otra participante española en la final, Marina García, que finalizó en la quinta plaza.
Fue la única presencia española del día en finales. Sin embargo, no acabó ahí la participación de la delegación nacional en Alemania. Hasta cuatro nadadoras consiguieron en el antepenúltimo día de competición alcanzar las finales.
Por la mañana, Mireia Belmonte y María Vilas se metieron en la ronda definitiva de los 1500 metros. Belmonte, en ausencia de aspirantes como la británica Jazmin Carlin o la danesa Lotte Friis, marcó el mejor tiempo (16:11.22). Vilas, por su parte terminó tercera en la misma serie que la de Badalona y accedió a la final con el séptimo mejor crono (16:22.48).
Por la tarde, consiguieron el pase a sus respectivas finales Melanie Costa en el 200 libre y Merche Peris en el 50 espalda. La mallorquina quedó cuarta en la primera serie con un tiempo de 1:57.24 y nadará la final por la calle 6, después de pasar a la final con el sexto mejor tiempo.
Peris, por su parte, realizó una gran semifinal en el 50 mariposa y acabó con el segundo mejor tiempo de todas las participantes (27.91) y nadará la final por la calle 5, escoltando a la gran favorita, la danesa Mie Oe Nielsen. En la misma serie, Duane da Rocha fue octava y se quedó fuera de la final.
TARDE DE RÉCORDS EN LA PISCINA DEL VELÓDROMO DE BERLÍN.
Fuera de la participación española, la tarde en el Velódromo de la capital alemana dejó varios récords. En el 800 libre, Gregorio Paltrinieri certificó su doblete del fondo -también venció el 1500- estableciendo una nueva mejor marca de los campeonatos (7:44.98); mismo hito que estableció Rikke Moeller Pedersen en la final en la que Vall fue tercera, dejando la marca de los campeonatos en el 200 braza en 2:19.84.
Otra danesa, Jeanette Ottesen, dejó en 56.51 la mejor marca de esta competición en la carrera en la que se hizo con el oro en el 100 mariposa. La traca final llegó en las semifinales del 50 braza, donde el británico Adam Peaty batió el récord del mundo con un tiempo de 26.61, superando los 26.67 que tenía el sudafricano Cameron Van der Burgh. Una marca de 2009, en la época de los bañadores de poliuretano.
Otro mejor registro de los campeonatos se batió en el 4x100 relevos mixtos, pero aquí el equipo de Italia lo tenía sencillo, ya que era la primera vez que se disputaba esta prueba en unos campeonatos de Europa. No consiguió ninguna plusmarca pero sí su segundo oro de los campeonatos el francés Florent Manaudou, que se adjudicó el hectómetro libre, oro que añade al ya conquistado en el 50 mariposa.