Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Crónica) Maialen Chourraut alimenta el optimismo español con la segunda medalla

Marina Alabau sigue intratable al frente del windsurf femenino
La palista vasca Maialen Chourraut ha dado continuidad al éxito de Mireia Belmonte y ha logrado un bronce en K-1, en las aguas bravas del piragüismo, que agranda las ilusiones de la delegación española que, poco a poco, está saliendo del túnel.
Chourraut consiguió la primera medalla en la historia española de esta especialidad de piragüismo y dedicó su éxito a todo el equipo, consciente de que había puesto sobre el mapa un deporte poco conocido en España. Un bronce que sabe a oro pese a su favoritismo inicial.
La vasca, que disputó la final en penúltimo lugar, había marcado el mejor tiempo en las series eliminatorias del lunes y el segundo en la semifinal de este mismo jueves, Chourraut partía como firme aspirante al oro en la final sobre las aguas del Lee Valley White Water Centre y se quedó a menos de un segundo de lograr la gloria absoluta.
Por su parte, otra de las alegrías de la jornada llegó de manos de Mireia Belmonte, que repitió protagonismo. Aún abrumada por su plata en 200 mariposa, que le ha supuesto la felicitación de Gasol y Nadal, logró el billete para la final del 800 libre, que será su tercera final en la capital británica.
La malagueña Duane da Rocha, que se clasificó para las semifinales del 200 espalda, no pudo dar la puntilla y se quedó fuera de la final. Aún así, la nadadora de origen brasileño tendrá opciones de desquitarse con el relevo 4x100 estilos junto a Marina García, Judit Ignacio y Claudia Dasca.
En la piscina también sobresalió un espectacular Michael Phelps, quien se llevó el oro en los 200 estilos y certificó su triplete. Algo que se tradujo en 20 medallas entre todas sus participaciones olímpicas. El de Baltimore no se cansa de agrandar su leyenda.
En cuanto al resto de deportes destacó la actuación de los equipos masculinos de balonmano, baloncesto y waterpolo, que ganaron sus respectivos partidos ante Corea, Gran Bretaña y Australia. Los de Valero Rivera están muy cerca de cuartos, al igual que los de Rafa Aguilar. Sin embargo, los chicos de Sergio Scariolo ya están metidos en la siguiente fase.
FELICIANO Y FERRER LUCHARÁN POR LAS MEDALLAS.
Por otro lado, la pareja española de dobles en el All England Club consiguió meterse en semifinales, donde se verá las caras ante el experto dúo Tsonga-Llodra. Los únicos representantes nacionales en tenis --este jueves cayó Almagro-- están a un partido de asegurarse la medalla.
Algo que podría dar continuidad a la buena relación entre España y el tenis en los Juegos Olímpicos. Desde Seúl '88, la delegación española siempre ha obtenido medalla en este deporte. En cuanto al resto del cuadro, Federer-Del Potro y Djokovic-Murray pelearán por el oro en individuales. En mujeres, Azarenka-Serena Williams y Kirilenko-Sharapova cerraron las semis.
En la bahía de regatas de Weymouth, Iker Martínez y Xabi Fernández siguen de manera irregular, pero aún cuentan con tiempo suficiente para obrar la remontada. Quién sí ha comenzado espléndida es Marina Alabau en el RS:X F, donde ostenta la primera plaza con cinco puntos de ventaja sobre la segunda clasificada, la polaca Zofia Noceti-Klepacka.
Además, en Match Race, el trío formado por las gallegas Támara Echegoyen y Sofía Toro y la asturiana Ángela Pumariega ha ganado uno de los dos puntos en disputa este jueves y sigue en el podio provisional de la categoría, con el diploma olímpico más que asegurado.
Por último, la pareja formada por Pablo Herrera y Adrián Gavira, cerraron con una vital victoria por 2-0 (21-19 y 22-20) ante los japoneses Kentaro Asahi y Katsuhiro Shiratori su último partido de la fase de grupos y estarán en cuartos. De igual manera que Elsa Baquerizo y Liliana Fernández-Steiner, que cayó ante las americanas, pero seguirá en liza.