Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Crónica) El taekwondo y David Cal relanzan a España en una nueva jornada gloriosa

Los taekwondistas Joel González y Brigitte Yagüe, y el piragüista David Cal han permitido a España sumar tres nuevas alegrías en una excelente jornada en los Juegos Olímpicos de Londres para la delegación nacional, que, además, consiguió clasificar a la selección de baloncesto para las semifinales.
El primero en estrenar el miércoles glorioso fue el canoísta gallego David Cal, que entró en la historia del olimpismo español tras conseguir su quinta medalla en unos Juegos. Cal, que acumula cuatro platas y un oro, superó al exciclista balear Joan Llaneras y a la actual capitana del equipo de Copa Federación, Arantxa Sánchez Vicario, que acumulaba dos platas y dos bronces entre Barcelona'92 y Atlanta'96.
El pontevedrés, que recibió multitud de felicitaciones, ha vuelto a dar lustre al piragüismo español tras una carrera en la que fue de menos a más con un final esplendoroso. Cal remontó desde la sexta plaza para llevarse la plata, sólo superado por el alemán Sebastian Brendel en una emocionante final del kilómetro de C-1.
Para las otras dos medallas hubo que esperar hasta el cierre de la jornada, en taekwondo. Fue aquí donde España logró su propósito y confirmó los pronósticos. Joel González y Brigitte Yagüe hicieron pleno y se clasificaron para la final de sus respectivas categorías, -49 y -58 kg.
El gerundense, de 22 años y doble campeón olímpico, venció por 17-8 al surcoreano Daehoon Lee en un combate que siempre tuvo controlado. González no falló en el momento decisivo y puso fin a la sequía española del taekwondo en los Juegos. La última presea databa de hace 12 años, en Sidney, cuando Gabriel Esparza se apuntó la plata.
Además, en la final femenina de -49, Yagüe no pudo sumar el oro ante la china Jingyu Wu, número uno del ránking mundial. La asiática estuvo sensacional y apenas dio opciones a la mallorquina, que pronto vio cómo debía apropiarse de la plata ante la superioridad de su rival.
Una medalla que culmina la carrera de una deportista que tenía todos los títulos posibles menos una medalla olímpica. Yagüe, triple campeona del mundo, logró a sus 31 años una plata que dedicó a su pareja, el extaekwondista Juan Antonio Ramos, que siempre estuvo gafado en su participación olímpica.
Por su parte, quienes tampoco fallaron fueron las chicas del Match Race, que certificaron su presencia en las semifinales de dicha categoría. El trío formado por Támara Echegoyen, Sofía Toro y Angela Pumariega buscará la final, el próximo viernes, ante Rusia, en la segunda y última opción de medalla para la vela española.
EL BALONCESTO SALVA A LOS EQUIPOS MASCULINOS.
En cuanto a los equipos, el baloncesto fue el único que salvó la jornada de este miércoles. Los pupilos de Sergio Scariolo eliminaron a Francia en un partido difícil, que se calentó al final (59-66), y que evidenció que España no está bien aunque ya presente su candidtura por las medallas.
La 'ÑBA', que estuvo por debajo en el marcador durante buena parte del encuentro, confió su suerte al tramo final del encuentro para dejar, otra vez, a los franceses en la estacada. Su rival en la lucha por jugar la final será Rusia, verdugo en la cuarta jornada de la primera fase.
No pudieron correr la misma suerte el balonmano y el waterpolo masculinos. Los de Valero Rivera perdieron ante Francia, en el doble duelo hispano-galo de este miércoles-- en un partido que se decidió en los últimos segundos y de una manera muy cruel para España. Los Maqueda, Aginagalde, Sterbik y compañía deberán pelear por la quinta plaza.
Algo idéntico le ocurrió al waterpolo, aunque en esta ocasión cayó con más claridad ante Montenegro (9-11). Los de Rafa Aguilar, que batallaron sobremanera en el tramo final, no pudieron dar caza al conjunto balcánico, uno de los más potentes del torneo y buscarán acabar lo más arriba posible.
Además, en el atletismo, España desaprovechó la oportunidad de disputar la final del 1.500 femenino. Nuria Fernández se desfondó y acabó décima, mientras que Berta Castells tampoco logró idéntico objetivo en lanzamiento de martillo. La única alegría de la jornada la dio el saltador de pértiga Igor Bychkov. El español estará en la final del viernes.