Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 'Emirates Team New Zealand' sigue firme y aventaja al 'Oracle' por 3-1 en la lucha por la America's Cup

El 'Team New Zealand' sigue dominando con cierta autoridad la final de la America's Cup tras la disputa de la segunda jornada en aguas de la bahía de San Francisco (Estados Unidos), donde se repartió una victoria en cada regata con el 'Oracle Team USA' para seguir dominando por 3-1.
Bajo la atenta mirada de más de 45.000 personas, el equipo de Dean Barker volvió a mostrar implacable, aunque los de James Spithill reaccionaron para sumar su primer punto. Hay que recordar que por la sanción con la que empezó el 'Defender', éste debe sumar once y no nueve puntos para hacerse con la 'Jarra de las Cien Guineas'.
Las cosas no comenzaron bien para la embarcación americana, que vio como el 'Challenger' le seguía tomando la medida en casa y firmaba su tercera victoria consecutiva con una ventaja de 28 segundos y sobreponiéndose además a una penalización, pasando 'Oracle' en un duelo de viradas en el tramo de ceñida.
Los neozelandeses se enfrentaban a una desventaja de 17 segundos en la boya de sotavento al comienzo de un tramo de tres millas náuticas de ceñida, pero llegaron con preferencia de paso, lo que obligó a su rival a virar a sotavento, cediendo una ventaja que no pudo superar.
Con más presión, el sindicato estadounidense reaccionó y logró su primer triunfo, aunque tuvo que sudarlo, imponiéndose por unos escasos ocho segundos, que le da un poco de aire de cara a las próximas regatas de este capítulo final, que este lunes vivirá una jornada de descanso.
Jimmy Spithill, que lamentó que Dean Barker hubiera liderado en la primera boya en los dos encuentros del sábado, buscó "recomponer el juego" y mostró su alegría por su primera victoria. "Ha sido grande, muy grande. Es bueno ver al equipo bajo presión, especialmente tras el primer encuentro; lideramos primero, y les dejamos alejarse. Un equipo más débil no se hubiera recompuesto en el cuarto encuentro. Se siente bien cambiar de tercio", aseguró.
"Tenemos que asegurarnos de que estamos en una buena posición en la primera boya. Ya que desde allí tienes el control de tu destino", advirtió por su parte el patrón del 'Team New Zealand'. "No nos gusta perder encuentros, pero al mismo tiempo muchas cosas buenas pueden pasar que nos harán mejores el martes", aseveró.